Sabemos que el coronavirus parece poder afectar a los hombres con más fuerza que a las mujeres. Ahora, una reciente investigación publicada en JAMA Network Open explica que la baja testosterona en ellos podría estar relacionada con dichos casos de COVID-19 severo.

En general, se esperaría que si la alta testosterona implica menos riesgo de casos severos de coronavirus, entonces las mujeres fueran más afectadas que los hombres. Sin embargo, en el estudio recientemente publicado –donde se midieron los niveles de testosterona, estradiol y IGF-1 (una hormona de crecimiento) de 143 pacientes con COVID-19– solo los hombres se mostraron afectados por las variaciones hormonales.

De hecho, de las 62 mujeres con COVID-19 que se estudiaron, ninguna presentó una relación entre sus niveles hormonales y la gravedad de su enfermedad. Por su parte, los 90 hombres del estudio sí, pero solo con la testosterona –las otras dos hormonas no mostraron tener una relación con la gravedad del caso de coronavirus–.

Niveles de testosterona pueden predecir un posible COVID-19 severo

En este reducido grupo, se hicieron pruebas de seguimiento a los 3, 7, 14 y 28 días de estar internados en el hospital. En general, los casos severos se presentaron en aquellos que mostraron 52 nanogramos de testosterona en los primeros días. Esto se consideran como un nivel bajo de la hormona. De hecho, cualquier medición por debajo de 250 nanogramos, es baja.

Por esto, cuando a los días dichos números bajaron a 19 nanogramos, se vio una clara carencia de testosterona en los hombres que reportaron los casos de COVID-19 más severo. En otras palabras, mientras menor fuera su nivel de testosterona más riesgo tuvieron de terminar internados en cuidados intensivos o con un respirador. Al final del estudio, 36 individuos habían fallecido y 25 de estos eran hombres.

Menos testosterona, ¿más inflamación?

Hombre con mascarilla frente a fondo gris.
Vía Pixabay.

Según las observaciones de los investigadores, la baja testosterona no solo fue de la mano con más casos de COVID-19 severo. De hecho, esta también parecía estar relacionada con una reacción inflamatoria más exagerada del organismo. En otras palabras, los pacientes eran más propensos a sufrir las peligrosas tormentas de citoquinas.

Ahora, ¿por qué pasaba esto? Por los momentos no se tiene una respuesta clara. Según parece, la falta de testosterona pudo haber facilitado el aumento de las citoquinas responsables de las respuestas inflamatorias del organismo. Pero esto aún es simplemente una hipótesis que no ha podido probarse.

Entonces… ¿los niveles bajos de testosterona propician un COVID-19 severo?

Aún no es seguro. Por los momentos, lo único que se ha comprobado es la existencia simultánea de niveles bajos de testosterona y casos de COVID-19 severo. Con esto, se muestra una clara correlación, pero no realmente una interacción causa-efecto.

Como consecuencia, aún no se puede decir que la baja testosterona dé como resultado casos severos de COVID-19. Asimismo, tampoco se puede asumir que el coronavirus es el causante de los bajones en los niveles de la hormona.

Por este motivo, es necesario que se sigan realizando investigaciones sobre el tema. De esta forma, se podrá determinar finalmente la naturaleza de esta relación y, así, también podrá usarse el nuevo conocimiento para mejorar los sistemas de diagnóstico del COVID-19 y cuidado de los pacientes.

Referencia:

Association of Circulating Sex Hormones With Inflammation and Disease Severity in Patients With COVID-19: doi:10.1001/jamanetworkopen.2021.11398

Lea también:

¿La testosterona puede prevenir la diabetes tipo 2 en hombres?

https://medicine.wustl.edu/news/for-men-low-testosterone-means-high-risk-of-severe-covid-19/

Escribir un comentario