Un inodoro con la tapa hacia abajo

Un grupo de investigadores de la Universidad de Duke, EE.UU., ha desarrollado un inodoro inteligente que podría ayudarnos a conocer nuestra salud intestinal. Además de convertirse en una herramienta de apoyo para los médicos cuando se trata de analizar las heces de sus pacientes y ofrecer un mejor diagnóstico.

“Por lo general, los gastroenterólogos tienen que confiar en la información que el paciente reporta sobre sus heces para ayudar a determinar la causa de sus problemas de salud gastrointestinal, que pueden ser muy poco confiables”, indica Deborah Fisher, profesora asociada de medicina en la Universidad de Duke y una de las principales autores del estudio.

En ese sentido, esta tecnología conocida como “Smart Toilet” se presenta como una alternativa para ayudar a los gastroenterólogos a determinar problemas gastrointestinales crónicos. Entre ellos, la enfermedad inflamatoria intestinal, el síndrome del intestino irritable y hasta monitorear la respuesta a un medicamento. Evidentemente, va más allá de los síntomas que el paciente exprese tener.

¿Cómo funciona este inodoro inteligente de análisis intestinal?

Un médico mostrando un estómago

Smart Toilet es portátil, por ende se puede instalar en el sistema de evacuación de cualquier inodoro. De esa forma, cada vez que una persona defeque y baje la palanca, la tecnología “tomará una imagen de las heces dentro de las tuberías”.

En efecto, los especialistas podrán –a partir de las formas de las evacuaciones- analizar adecuadamente la salud intestinal de un paciente y ofrecer un tratamiento acorde con su afección. Al respecto, Sonia Grego, directora fundadora del Laboratorio de Inodoros Inteligentes de Duke e investigador principal del estudio, expresa:

“Somos optimistas sobre la voluntad del paciente de utilizar esta tecnología porque es algo que se puede instalar en las tuberías de su inodoro y no requiere que el paciente haga nada más que tirar de la cadena. Esto podría ser especialmente útil para los pacientes que quizás no puedan informar sobre sus afecciones , como los que viven en un centro de atención a largo plazo”.

Por ahora, Smart Toilet es un simplemente un prototipo. Sin embargo, se estima que sea de mucho provecho para conocer nuestra salud intestinal y una herramienta de apoyo para gastroenterólogos.

Lea también:

¿Puede la flora intestinal influir en la respuesta a la inmunoterapia contra cáncer?