Una vela encendida sobre una mascarilla contra el coronavirus.

La mayoría estará de acuerdo en que la pandemia de COVID-19 tuvo un impacto penoso en nuestras vidas, y los conteos de muertes oficiales dejan evidencia de ello. Sin embargo, estimaciones más recientes y realistas muestran que incluso estas cifras se quedan cortas con respecto a la realidad.

Investigadores tanto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) como de The Economist han presentado estimaciones de mortalidad por el coronavirus que difieren significativamente de las presentadas por los gobiernos del mundo. Según plantean, hasta este punto, podrían haber ocurrido hasta 10 millones de muertes por COVID-19.

Entre 6 y 10 millones de muertes por COVID-19 durante la pandemia

Aunque el recuento oficial que publica la OMS en su sitio web muestra 3,4 millones de muertes por COVID-19 durante esta pandemia. Sin embargo, estimaciones realizadas por investigadores de la agencia sugieren que las cifras podrían estar entre 6 y 8 millones de muertes.

“Este número sería realmente dos o tres veces mayor”, dijo Samira Asma, Subdirectora General de la OMS durante una rueda de prensa virtual. “Por lo tanto, creo que con seguridad alrededor de 6 a 8 millones de muertes podrían ser una estimación con una nota de advertencia”.

Los resultados revelados por la agencia de noticias The Economist son similares, pero apuntan a un impacto aún mayor. Sus estimaciones sugieren que durante la pandemia 10 millones de personas han muerto por COVID-19. Solo en los Estados Unidos, donde la cifra oficial es de 590,000, el estudio arrojó 40,000 decesos adicionales.

En el caso de Europa, durante los cinco años previos a la pandemia hubo algunas temporadas de gripe mortales. Sin embargo, el número de muertos por COVID-19 superó con creces las causadas por la gripe.

Desde 2016, la mayoría de las víctimas fatales de gripe eran personas mayores de 65 años; pero a principios de abril de 2020, el número de muertes entre europeos de entre 45 y 64 años fue un 40 por ciento más alto de lo habitual.

¿Cómo se cuentan las muertes por COVID-19?

El modelo aplicado por el equipo de The Economist para estimar las muertes reales por COVID-19 toma en cuenta 121 variables significativas. Entre ellas, las “muertes en exceso”, una cifra que muestra la cantidad de muertes que se habrían esperado en un escenario sin pandemia.

“Hemos utilizado modelos estadísticos para crear nuestras líneas de base, al predecir el número de muertes que cada región habría registrado normalmente en 2020”, escriben los autores del artículo. Y, en la mayoría de los países evaluados, el número de muertes en exceso resultó mayor que el conteo de muertes por COVID-19 presentado por sus gobiernos.

Los investigadores dicen que la abrumadora diferencia de 6,6 millones de muertes que arrojó su conteo proviene de países donde las pruebas de COVID-19 no se realizaron de la manera correcta.

Coronavirus causante de las muertes de COVID-19 en una burbuja cerca del planeta Tierra.

Por ejemplo, en Egipto, el número estimado de muertes fue 13 veces mayor al oficial; en África subsahariana, el número fue 14 veces mayor. En cambio, en los Estados Unidos, donde se realizaron muchas más pruebas de detección de SARS-CoV-2, la diferencia fue de apenas 7,1 por ciento.

“Es muy posible que haya muchas más personas infectadas y muertas en los países en desarrollo, especialmente en África, pero también en otras regiones, de las que conocemos”, dice Brook Baker, un profesor de derecho en Northeastern que estudia el acceso a la medicina y la salud comunitaria. “Y este exceso de muertes podría haberse evitado si estas otras poblaciones hubieran tenido acceso antes a las vacunas”.

Conteos de muertes reales por COVID-19 deberían impulsar la vacunación

Los resultados de este estudio contradicen totalmente las creencias iniciales de que la pandemia tendría un impacto mayor en los Estados Unidos, Europa y los países ricos, mientras que África y Asia podrían sobrellevarla.

“Lo que muestra este estudio es que no se salvaron tanto como pensábamos, y que la prevalencia de COVID-19 y la morbilidad y mortalidad ha sido mucho mayor de lo registrado”, dice Baker. Y aunque la diferencia es alarmante, no llega a causar sorpresa a los expertos en el área.

Sin embargo, mejores estimaciones también podrían llevar a políticas mejor enfocadas para manejar los brotes en cada país. Esto incluiría tanto promover las medidas preventivas habituales como acelerar el paso de la vacunación masiva.

Referencias:

Ten million reasons to vaccinate the world. https://www.economist.com/leaders/2021/05/15/ten-million-reasons-to-vaccinate-the-world

Total death toll from COVID-19 could be at least 6-8 million: WHO. https://www.reuters.com/world/india/total-death-toll-covid-19-could-be-least-6-8-million-who-2021-05-21/

WHO Coronavirus (COVID-19) Dashboard. https://covid19.who.int/

Tracking covid-19 excess deaths across countries. https://www.economist.com/graphic-detail/coronavirus-excess-deaths-tracker

Lea también:

Muertes por coronavirus podrían superar los 3 millones en enero de 2021