Sin lugar a dudas, uno de los momentos más importantes en el universo de la Guerra de las Galaxias fue el nacimiento de los mellizos Luke y Leia. Durante las siguientes décadas al estreno de las películas, el nacimiento de humanos extraterrestres parecía una idea limitada a la ciencia ficción. Pero hoy podríamos incluso esperar el nacimiento del primer bebé en el espacio dentro de “poco”.

Ahora que la exploración espacial no se limita únicamente a los intereses de ciertos gobiernos, sino que las empresas privadas han cobrado tanto protagonismo, se esperan importantes avances. La colonización espacial ya no es un cuento ni un sueño, pues ya hay varios proyectos de estaciones espaciales y lunares que sentarán las bases para viajes masivos comerciales.

Proyectos que podrían sentar las bases para tener un bebé en el espacio

Aún es muy pronto para hablar sobre el primer bebé en el espacio. El panorama es alentador, pero los avances probablemente merezcan su tiempo. Y es que, tras los logros de finales de la década de 1960, la competencia entre las grandes potencias de la época cambió su enfoque, y los proyectos espaciales pasaron a segundo plano.

Ahora China se ha unido al negocio con un ambicioso proyecto de construcción de una base en la Luna. De manera simultánea, multimillonarios del siglo como Elon Musk y Jeff Bezos, han invertido enormes cantidades de dinero a través de empresas como SpaceX y Blue Origins para acelerar el paso de la colonización espacial.

Probablemente, el primer destino sea la Luna. Aunque el interés siempre ha radicado mayoritariamente en Marte, por su parecido con la Tierra, un viaje a la Luna es 1,000 veces más corto.

De hecho, China y Rusia están trabajando para construir una instalación a largo plazo en el Polo Sur de la Luna entre 2036 y 2045. Mientras que la NASA planea establecerse en 2024 con la estación espacial lunar Gateway y crear un asentamiento permanente llamado Campamento Base Artemis en la siguiente década. Para ello, trabajará en conjunto con Space X.

¿Es posible un nacimiento humano en el espacio?

La Luna probablemente funcione como escenario de un ensayo en el que descubriremos las dificultades que podríamos enfrentar en el espacio y otros entornos, como Marte y, por supuesto, determinar los ajustes o condiciones más adecuadas para llevar al primer bebé humano. Las expectativas de Musk apuntan a crear colonias humanas en Marte para 2050 y, para lograrlo, colonizar la Luna es un bien necesario.

Pero hay algo que no debemos pasar por alto en medio de la emoción por semejantes avances. Vivir en la Luna o en Marte no será fácil ya que estos entornos no cuentan con las condiciones naturales para alojarnos. Por ende, es probable que los primeros habitantes humanos solo pasen unos pocos años allí, lo que reduce las probabilidades de formar una familia.

Bebé caucásico guindado de la Luna.

De hecho, aún hay muchas preguntas a las que dar respuesta. Por ejemplo, ¿es posible llevar un embarazo con normalidad en un entorno espacial o de baja gravedad como la Luna o Marte? Y antes de ello, ¿es posible que mantener una salud reproductiva idónea para procrear en entornos de este estilo? Las hipótesis actuales apuntan a que habrá peligros tanto para la madre como para el feto.

A ello sumamos el hecho innegable de que los bebés son frágiles, y que la crianza es demandante. ¿La infraestructura de estas bases sería lo suficientemente sofisticada e idónea para una vida familiar normal? Si las respuestas son negativas, quizás estemos aún muy lejos de un escenario espacial en el que haya un bebé humano.

Pequeños proyectos que podrían ayudar 

Sin embargo, una startup holandesa llamada SpaceLife Origin ya tiene planes de aclarar el panorama. Sus planes incluyen el envío de una mujer embarazada a punto de dar a luz a 250 millas; pero, claro está, un procedimiento como este involucra un conjunto de aspectos éticos, médicos y legales que merecen una revisión minuciosas.

Otro proyecto de la NASA apunta a hacer un reality show sobre un civil en la Estación Espacial Internacional y su vida dentro de ella durante 10 días. Esta idea parece menos descabellada que la de la startup holandesa, y podría incluso modificarse para próximas entregas que incluyeran una vida en pareja en el espacio, tanto a corto como a largo plazo.

¿Quién sabe? Quizás esta dinámica tan comercial pueda solucionar la incertidumbre actual e incluso permitirnos ver al primer bebé en el espacio desde la comodidad de nuestro ordenador o televisor, hasta que algún día podamos pagar nuestro propio viaje extraterrestre.

Referencia:

When will the first baby be born in space? https://theconversation.com/when-will-the-first-baby-be-born-in-space-160966

Lea también:

Estos son los 10 avances científicos más importantes de 2020

Escribir un comentario