En una época donde los niños pasan largos espacios de tiempo pegados a la pantalla de cierto dispositivo inteligente, ¿qué pueden hacer los padres para minimizar ese período de conexión? Esta es una pregunta que viene sonando con fuerza en los últimos meses y más aún en un escenario post COVID-19.

La pandemia ha obligado a muchos padres a proveer herramientas tecnológicas a sus hijos para que se distraigan durante el confinamiento. Incluso, para que asistan a clases virtuales y completen eficazmente ciertas tareas educativas. Sin embargo, la situación puede resultar perjudicial.

El tiempo de pantalla de los niños: ¿qué significa?

Si bien los padres encontraron en los smartphones, tablets y otros aparatos tecnológicos un medio de distracción para sus niños, la web puede resultar terriblemente adictiva. En consecuencia, muchos infantes presentan inconvenientes para despegarse de las pantallas de estos dispositivos e interactuar socialmente (de forma física) con otras personas.

En ese sentido, la directora del Centro de Servicios Psicológicos de la Universidad George Mason, Robyn Mehlenbeck, comenta que “los cerebros cambian cuando pasas tiempo en línea. Los juegos tienen una cualidad adictiva, por lo que resulta muy difícil dejar de jugar. Es una verdadera crisis en este momento”.

Entonces, ¿qué deben hacer los padres para minimizar el tiempo de pantalla de sus niños?

niños jugando al aire libre
Las actividades al aire libre son ideales para ayudar a los niños a alejarse de las pantallas de sus dispositivos inteligentes

Sin duda, es una tarea bastante difícil.  Sin embargo, Mehlenbeck recomienda a los padres incluir a los niños en sus decisiones. Esto significa que el tiempo de pantalla debe ser producto de un acuerdo mutuo. Por ejemplo, el período que pasarán viendo sus dibujos animados favoritos.

Para reforzar aún más el trato padres y niños, Paula Fite, profesora de psicología y ciencias del comportamiento aplicadas en la Universidad de Kansas, aconseja utilizar herramientas que permitan cumplir con los límites de tiempo de pantalla. El uso de un temporizador es una buena opción. Inclusive, pueden ofrecerles incentivos para premiar su disposición ante las nuevas reglas.

Adicionalmente, los padres deben combinar el uso de herramientas tecnológicas con actividades recreativas al aire libre. De nada valdría que los padres separen a los niños de sus teléfonos o computadoras si no les ofrecen otro medio de distracción, ¿no crees? En sentido, “mezclar la rutina puede ayudarlos a salir de esos hábitos y ayudar a los niños a formar nuevos hábitos”, agrega Melissa Whitson, profesora asociada de psicología en la Universidad de New Haven.

Las recomendaciones señaladas pueden ayudar a que los niños eviten caer en “atracones de información”. Y, que además usen adecuadamente la web. Después de todo, sigue siendo una herramienta muy importante.

Y tú, ¿tienes alguna recomendación que sea de utilidad en esta situación?

Lea también:

¿Qué son los bloqueadores de pubertad y por qué son importantes para los niños trans?

Escribir un comentario