logo de Google sobre un fondo de madera

Recientemente, Google presentó una aplicación de asistencia dermatológica para orientar a usuarios con afecciones en la piel, pero, ¿cuál es la utilidad que la compañía le da a esta información?

La app llamada “Dermatology Assist”, basada en inteligencia artificial, “analiza información basándose en 288 variables para proporcionar una lista de posibles coincidencias que luego deben investigarse más a fondo” a los afectados, explica Google.

A través de esta herramienta de asistencia dermatológica, ¿qué información toma Google de sus usuarios?

Interfaces de la herramienta de asistencia dermatológica de Google

El uso de esta app es relativamente sencillo. Solo debemos utilizar la cámara de nuestros dispositivos para realizar un escaneo en nuestra piel. “Una vez que abrimos la página web, simplemente utilizamos la cámara para hacer tres fotos de la piel, pelo o uñas desde diferentes ángulos”, indica la compañía.

Posteriormente, la aplicación emite un conjunto de preguntas alusivas a la patología. Entre ellas, cuánto tiempo lleva padeciendo la afección, síntomas, tipo de piel, y todos los datos necesarios que ayuden a la IA a realizar un buen análisis de la persona afectada.

En sentido, ¿qué hace Google con la información que obtiene de sus usuarios?

ilustración de una persona con afecciones en la piel

Si bien la herramienta toma imágenes de las afecciones dermatológicas de los usuarios, la compañía asegura que solo las usará para entrenar a su algoritmo. Por tanto, se descarta la posibilidad de utilizar esta información con fines publicitarios. Algo que no es ilógico de pensar, pues, esta es una modalidad de ingresos de la compañía. Incluso, los usuarios tendrán la potestad de decidir si quieren compartir estos archivos con Google.

Tal parece que, el gigante desea evaluar el grado de aprendizaje de su inteligencia artificial y determinar su grado de precisión. Específicamente, frente a “algo desconocido, como una imagen de un sarpullido extraño que alguien carga, o con un problema conocido”.

De igual, modo esta herramienta de asistencia dermatológica se presenta como una alternativa –totalmente gratuita- para cubrir la falta de especialistas en esta área. Aunque, para algunos no su uso no muy convincente, como en el caso de Jac Dinnes, investigador principal del Instituto de Investigación en Salud Aplicada de la Universidad de Birmingham.

Este ha dicho que estas herramientas “se centran en las respuestas que dan los verificadores de síntomas, no en la forma en que las personas responden a esas respuestas”. Por tanto, se desconoce cómo pueden ayudar realmente.

Por ahora, Google planea realizar un seguimiento a “Dermatology Assist”, y eventualmente probarla en centro de salud. Esto último en asociación con la Universidad de Stanford. Así pues, todo apunta a que la compañía quiere prestar una amiga a sus usuarios y emplear sus datos dermatológicos en pro del crecimiento de su IA.

Lea también:

Así es el nuevo desarrollo de Google para diagnosticar enfermedades en la piel