Aguijón de avista con la picada más dolorosa del mundo.
Vía Wikimedia Commons.

Todos sabemos que ser picados por algunos insectos puede ser muy doloroso y, si somos alérgicos, incluso traumático. Sin embargo, si hemos sido afortunados, conocemos poco del rango de dolor que estas estas “mordidas” nos pueden causar. Si a pesar de tener la bendición de la ignorancia sobre el tema, quieres saber por curiosidad, te podemos contar cuál es la picadura de insecto más dolorosa de la Tierra.

Esta clasificación viene de parte de Justin O. Schmidt, un entomólogo de la Universidad Estatal de Pensilvania. Para 1983, hizo historia al presentar, junto a sus colegas, Murray S. Blum y William L. Overal, la primera clasificación de dolor asociado a la picadura de diversos tipos de insectos.

¿Por qué este hombre aceptó someterse a las picaduras de los insectos?

Para ese momento, se habían hecho investigaciones sobre la toxicidad de estas, pero nunca se había estudiado el dolor directamente. Entonces, por el bien de su propia investigación, que buscaba establecer relaciones entre el dolor y toxicidad de las picaduras con la sociabilidad de los insectos, Schmidt decidió tomar el asunto en sus propias manos.

Después de su primera publicación en los ochenta, Schmidt realizó una nueva publicación en el 2016. Esta vez, se trató de un libro titulado “La picadura salvaje” (The Sting of the Wild, en su idioma original).

Dentro de este, Schmidt dio a conocer los resultados de su investigación que implicó someterse a las picaduras de más de 1.000 insectos distintos. Al final, logró crear una escala en la que se encontraban cuatro niveles de dolor.

¿Cuál es la picadura de insecto más dolorosa del Tierra?

Avista guerrera o avispa armadillo en la naturaleza.
Avispa guerrera. Vía rodfile.ir.

Para poder conocer, en la opinión de Schmidt, cuál era la picadura de insecto más dolorosa de la Tierra, el portal Magnet se pudo en contacto con el entomólogo. Este realizó una clasificación breve de cuáles insectos le habían causado los dolores más fuertes durante sus investigaciones.

Pero señaló que de primera en la lista, como la poseedora de la picadura más dolorosa que ha sufrido, debía estar la avista guerrera (o avispón armadillo). Conocida científicamente como Synoeca septentrionalis, esta avista tiene una picadura que, según Schmidt:

“[Es] simple y llanamente, una tortura. Como estar encadenado al movimiento de un volcán activo”.

Claramente, esta terminó marcada con un 4 en la escala de dolor creada por el entomólogo. Pero no es la única ocupando uno de los puestos más altos, bastante cerca en nivel de dolor están las picaduras de otros insectos como la hormiga bala (Paraponera clavata) que deja un ardor similar a “caminar sobre unas brasas de fuego con un clavo de cinco centímetros incrustado en el talón”.

Hormiga bala en la naturaleza.
Hormiga bala. Vía Wikimedia Commons.

Otro ejemplo podría ser la pepsini o avista caza tarántulas (Pepsis spp) cuyo efecto se asemeja a “tirar un secador de pelo encendido a tu baño de burbujas. Un latigazo eléctrico que te dejará en total estado de shock”.

Definitivamente, es bueno que conozcamos a fondo lo que estas criaturas pueden hacer, para que podamos tomar nuestras precauciones y mantenernos alejados de sus mandíbulas y/o aguijones.

Referencia:

Hemolytic activities of stinging insect venoms (1983) Archives of Insects Biochemistry and Physiology: https://doi.org/10.1002/arch.940010205

Lea también:

Esta es la razón por la que las picaduras de mosquitos causan mucha comezón