Un equipo de la Universidad de Chuo, la Universidad de Mujeres de Japón y la Universidad de Hokkaido, descubrió que los bebés experimentan un fenómeno fascinante conocido como parpadeo atencional, el cual solo se había reportado en adultos.

El estudio, publicado en la revista Cognition, es el primero en confirmar el parpadeo atencional en bebés preverbales, lo cual es de gran interés científicos ya que podría utilizarse también como un indicador de conciencia.

¿Qué es el parpadeo atencional?

Nuestros ojos parpadean espontáneamente y con mucha frecuencia, incluso sin que seamos conscientes de ello en el momento en que ocurre. Curiosamente, otros aspectos en nuestro cuerpo y mente funcionan de manera similar.

Por ejemplo, nuestro sistema de atención, tan complementado por la vista, también parpadea. A todos nos ha pasado que, tras mirar ciertas cosas, nuestro cerebro sufre una especie de reinicio en el que nos desconcentran. A esto se le conoce como parpadeo atencional.

Un fenómeno casi exclusivo de los adultos

Los investigadores lo definen como la dificultad para detectar un estímulo presentado luego de la aparición de otro estímulo similar. Esto es relativamente fácil de observar en un experimento en el que se presenten secuencias de estímulos en intervalos muy cortos.

Varios estudios lo han confirmado en adultos. Se sabe que estos pueden reconocer dos cosas cuando ambas estaban separadas temporalmente durante más de 500 ms; pero en un tiempo inferior a este límite, los adultos pasaron por alto el segundo estímulo; no lo identificaron.

Los bebés preverbales también experimentan el “parpadeo atencional”

La nueva investigación arrojó nueva evidencia de ello, pero en bebés. El equipo diseñó un experimento en el que expondrían a los bebés a una serie de imágenes sucesivas colocadas a cierta distancia para evaluar su capacidad para reconocerlas.

Les pidieron a bebés entre siete y ocho meses que identificaran dos rostros femeninos al exponerlos a imágenes de paisajes que se presentaban durante un tiempo de 100 microsegundos.

Al final, descubrieron que los bebés también eran capaces de identificar dos caras cuando el intervalo de tiempo en el que se presentaba era de 800 ms. Y, al igual que los adultos, los bebés pasaron por alto la segunda cara femenina presentada durante el experimento cuando el intervalo respecto al estímulo previo fue de 200 ms.

Los resultados demuestran que los bebés tardan menos de un segundo en procesar por completo la información visual a la que se exponen. En pocas palabras, los investigadores confirmaron que el fenómeno de parpadeo atencional también ocurre en bebés de menos de un año de edad. Es decir, tienen la misma limitación temporal en el procesamiento de la información visual que varios estudios han observado en los adultos.

“Este es el primer estudio que revela el parpadeo atencional en bebés preverbales y brinda oportunidades para investigar más a fondo la conciencia visual en bebés enfocándose en el fenómeno del parpadeo atencional”, dijo Shuma Tsurumi de la Universidad de Chuo. Ahora los científicos intentarán determinar si este mismo fenómeno se observa también en bebés subdesarrollados.

Referencia:

Infants recognize rapid images, just like adults. https://www.eurekalert.org/pub_releases/2021-05/cu-irr052121.php

Lea también:

La atención y las multitareas pueden ser la causa detrás de una memoria deficiente

Escribir un comentario