Algunos empleos ameritan cumplir turnos nocturnos que afectan la calidad del descanso de los trabajadores. Y, recientemente, los investigadores descubrieron que los trastornos de sueño asociados a este tipo de trabajos están vinculados con un riesgo mucho mayor de involucrarse en accidentes automovilísticos.

Los investigadores reportan en la revista Safety Science que el trastorno del sueño en el trabajo por turnos aumentaba el riesgo de un accidente de tráfico en casi un 300 por ciento comparado con la apnea del sueño y el insomnio, dos trastornos que aumentaron el riesgo en aproximadamente un 30 por ciento.

Trabajos por turnos y trastornos de sueño son cada vez más frecuentes

Los humanos buscan día a día formas de mejorar su calidad de vida pero, irónicamente, los trabajos con horarios demandantes se han vuelto más comunes. Hoy en día existe una necesidad de atender a los clientes y usuarios durante todas las horas del día y en múltiples zonas horarias; y aunque el desarrollo de robots ha avanzado sustancialmente, los humanos siguen siendo los encargados de estos trabajos.

El problema es que trabajar por turnos está estrechamente vinculado con el desarrollo de trastornos del sueño. De hecho, un estudio que reseñamos en 2019 reveló que las enfermeras, por ejemplo, tienen mayor riesgo de sufrir trastornos como la apnea obstructiva del sueño.

Esta es apenas una evidencia de que trabajar por turnos no es tarea fácil, en especial para una persona dormilona; pero los adultos sabemos que, cuando el deber llama, no queda más que asumirlo. Sin embargo, una nueva investigación ha arrojado una buena razón para que estos empleados sean más cuidadosos en su día a día.

Trabajo por turnos, trastornos de sueño y accidentes automovilísticos

Los investigadores de la Universidad de Missouri usaron los datos de 1,892 eventos que ocurrieron en seis estados diferentes de EE.UU. para desarrollar modelos de regresión logística binaria de efectos aleatorios. Los datos provienen de un estudio de conducción real realizado para el segundo Programa de Investigación de Carreteras Estratégicas establecido por el Congreso de EE.UU.

Por medio de este modelo, esperaban estimar el riesgo de accidente automovilístico asociado a los trastornos de sueño por trabajos por turnos, la apnea del sueño y el insomnio.

Y, tal como sugirieron estudios previos, los resultados mostraron que los trastornos del sueño aumentan la probabilidad de accidentes automovilísticos. Este riesgo resultó mucho mayor entre los conductores que padecen trastorno del sueño por trabajos por turnos.

Conductores con trastornos de sueño son poco atentos en la carretera

Es lógico pensar que una de las principales causa sea el quedarse dormidos al conducir, pero la falta de sueño afecta el desempeño cognitivo y la atención. Los resultados apoyaron esta afirmación al revelar que las personas que padecen algún trastorno del sueño tenían un 29 por ciento más de probabilidades de no prestar atención mientras conducen en comparación con los conductores sin problemas de sueño.

Algunas opciones que podrían reducir los accidentes automovilísticos en trabajadores por turno

Cabe destacar que, en los Estados Unidos, existe una agencia conocida como la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés); esta se encarga de investigar los accidentes de tráfico que ocurren dentro del país.

Mujer bostezando en un vehículo de noche.

Y, para su mejor gestión, cada año publican una lista con mejoras para la seguridad del tránsito. Bajo esta dinámica, la de 2019-2020 incluyó la “detección y tratamiento de la apnea obstructiva del sueño” entre las 10 áreas temáticas principales. De este modo, esperan abordar de manera más adecuada los casos de poco sueño y desarrollar mejores estrategias para prevenir los accidentes entre los que tienen trabajos por turnos.

“Este descubrimiento tiene muchas implicaciones importantes, incluida la necesidad de identificar contramedidas de ingeniería para ayudar a prevenir que ocurran estos choques”, dice Praveen Edara, profesor de ingeniería civil y ambiental en la Universidad de Missouri.

Entre ellas, podemos mencionar la disponibilidad de áreas seguras de descanso en la carretera; mensajes en la carretera y en los vehículos para mejorar la atención de los conductores; y alentar a las personas que trabajan por turnos a optar por otros medios de transporte para evitar accidentes automovilísticos.

Referencia:

Sleep disorders and risk of traffic crashes: A naturalistic driving study analysis. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0925753521001405?via%3Dihub

Lea también:

Fin de semana largo: ¿qué pasaría si trabajáramos 4 días en lugar de 5?

Escribir un comentario