Sartén de teflón, un material usado para fabricar utensilios de cocina y erróneamente vinculado al cáncer.

Con la bonanza de información de nuestros tiempos, se ha incrementado el interés del público en aprender a llevar una dieta y vida saludable, y en reducir su exposición a agentes nocivos que antes eran muy comunes. Durante este proceso, surgió una creencia que vinculaba el teflón con el que se fabrican los populares sartenes antiadherentes con un mayor riesgo de cáncer.

Esto llevó a muchas personas a cambiarse a los costosos sartenes de cerámica al enterarse de que los de teflón presuntamente causaban cáncer. Sin embargo, la opinión de los expertos sugiere que no se trata de más que un mito, y que, en su lugar, otro compuesto podría ser el verdaderamente peligroso.

Teflón, un material inerte y con excelente propiedades para la cocina

Sartén de teflón visto desde arriba.

El politetrafluoroetileno (PTFE), mejor conocido como teflón, es un material antiadherente que fue utilizado durante mucho tiempo en la elaboración de utensilios de cocina. Se ha utilizado desde la década de 1940 incluso para la fabricación de bombillas de lámparas de calor y protectores de tela. Si eres un coleccionista o has heredado utensilios de tus familiares mayores, probablemente tengas alguno de teflón en casa.

La tecnóloga de alimentos, Beatriz Robles, explica en su libro Come seguro comiendo de todo, de la Editorial Planeta, que el teflón es inerte, lo que quiere decir que “no reacciona con otras sustancias químicas ni con los alimentos”. Por lo tanto, no debería ser tóxico.

Además, es un material resistente a una amplia variedad de compuestos químicos e incluso a las temperaturas extremas. Hasta ahora, se estima que puede soportar desde -200 ºC hasta los 260ºC.

Sartenes y cáncer: no es el teflón, sino el PFOA

Pero, si el teflón tiene propiedades tan valiosas para la cocina, y encima es económico, ¿por qué, de un momento a otro, recibió acusaciones de vínculos con el cáncer y el consecuente rechazo del público?

Pues bien, la realidad es que el teflón no es un material nocivo como muchos han creído durante tanto tiempo; el verdadero villano de la historia es el perfluorooctanoico o PFOA, la sustancia que garantizar que el teflón se quede pegado al sartén. El PFOA también es útil para efectos de fabricación y uso, pero en el ámbito de la salud es un desastre y sí se ha vinculado con el cáncer.

Algunas investigaciones sugieren que la exposición a altos de ciertas sustancias polifluoroalquilo (PFAS), como el PFOA, aumenta el riesgo de diferentes tipos de cáncer. A pesar de ello, los vínculos parecen muy confusos aún.

En cambio, hay una preocupación certera sobre el impacto que tiene su uso sobre el medio ambiente. Durante la producción, el PFOA puede penetrar en el suelo, el agua y el aire y permanecer allí durante mucho tiempo causando daño a las especies. A ello sumamos que puede llegar a nuestro plato al consumir alimentos, vegetales o animales, contaminados.

Uso descontinuado del PFOA en la fabricación de sartenes de teflón

El PFOA se utilizó durante un tiempo en la fabricación de utensilios de teflón pero, desde 2013, todos los productos de dicha marca están libres del compuesto por prevención. Además, la Unión Europea prohibió el uso del PFOA en la fabricación de sartenes de junio de 2020. Por lo tanto, cualquier sartén elaborada y adquirida después de esa fecha, estará libre de esa sustancia.

Pero eso no quiere decir que si adquiriste una antes deberías correr a lanzarla a la basura. Las sartenes con PFOA lo tienen en la parte interna, por debajo del teflón, mas no en su superficie.

Sartén de teflón en el que se cocina carne picada en trozos pequeños.

“En comparación con otras fuentes de exposición, la cantidad que recibimos a partir de las sartenes que contienen PFOA es pequeña. Además, está clasificado como ‘posiblemente carcinogénico’ (si bien la evidencia de que produzca cáncer es limitada), es tóxico y puede acumularse en el cuerpo”, afirma Robles.

Si el utensilio es muy viejo y está raspado o con grietas, hay cierta exposición, pero al parecer el riesgo es mínimo; mientras que, si se encuentra en buen estado, el riesgo es prácticamente nulo, por lo que no debería haber problema en usarlo.

En conclusión, hasta ahora, no se ha encontrado ningún vínculo entre el teflón de las sartenes y el cáncer en los humanos; la mala fama se debe al PFOA, y aún así, la evidencia aún no muestra una relación causal. Eso sí, en cuanto tu sartén se vea deteriorado, lo mejor será desecharla.

Referencia:

Can Teflon Cookware Increase Your Risk of Cancer? https://www.healthline.com/health/teflon-cancer#teflon-and-cancer

Lea también: