Rover de China en Marte

El pasado 14 de marzo, China marcó un hito en su historia aeroespacial al lograr aterrizar un rover, llamado Zhurong, en Marte. Tras el aterrizaje, se convirtió en el segundo país en tocar suelo marciano.

Al igual que Estados Unidos y Emiratos Árabes, China emprendió la misión Tianwen-1 Mars en julio del año pasado. Sin embargo, no se dirigió a la superficie marciana inmediatamente, la nave se quedó en la órbita durante algunos meses evaluando el terreno y buscando el punto acorde para aterrizar.

El rober de China aterrizó en Utopia Planitia

Rover de China en Marte

Tras un largo reconocimiento del área, Zhurong descendió sobre Utopia Planitia. Precisamente, en esa área “aterrizó la nave espacial Viking 2 de la NASA en 1976”. De esta forma, China se unió a Curiosity y Perseverance de la NASA como los únicos robots con ruedas que recorren la superficie del planeta.

“Este es realmente un hito para el programa espacial chino. Significa que la exploración espacial china sale del sistema Tierra Luna y se dirige al sistema planetario [Marte]. Una misión como esta demuestra que China tiene la capacidad de explorar todo el sistema solar”, dijo Chi Wang, director del Centro Nacional de Ciencias Espaciales de la Academia de Ciencias de China.

Se espera que el rover Zhurong sobreviva al menos 90 días marcianos

Dado que las condiciones de Marte no son las idóneas, se estima que el rover de China sobreviva 90 días marcianos (un día es equivalente a 24 horas con 39 minutos). En ese sentido, Zhurong de 240 kilogramos tiene como propósito estudiar la geología y mineralogía del planeta rojo.

Adicionalmente, se plantea evaluar las fuerzas electromagnéticas y gravitacionales de Marte. Incluso, “caracterizar su clima superficial y medio ambiente”. De esa forma, espera conocer más a detalle como es la ecología de este planeta, y eventualmente descubrir posibilidades de vida.

Para cumplir con todas estas actividades, China usa 13 instrumentos de medición. Siete de ellos se ubican en el orbitador para conseguir datos  a nivel global. Mientras que el resto los utiliza el rover para una exploración más de cerca.

Zhurong cuenta con un radar de penetración terrestre más potente que el del Perseverance

El rover de China destaca porque cuenta con un radar de penetración terrestre diez veces más potente que el Perseverance. Esto significa que podrá observar la actividad y las estructuras subterráneas de Marte a 100 metros de profundidad.

Con el uso de este sistema, cabe la posibilidad de que China encuentre reservas de hielo. En este caso, estaríamos frente a una pequeña posibilidad de establecer una “colonia en Marte” en un futuro no muy lejano. Otro aspecto resaltante de la misión es que, el aterrizaje se hizo automáticamente. Algo que no había hecho antes.

Tras el aterrizaje de su rover Zhurong en Marte, China ha dejado un mensaje bastante claro y es que puede llevar humanos a suelo marciano. ¿Cuánto tardará en hacerlo?

Lea también:

¿Explorar Marte podría cambiar la microbiota intestinal de los astronautas?