Mujer con hipertimesia, el poder de la súpermemoria.
Vía Pixabay.

Una condición conocida como hipertimesia permite a algunos individuos gozar de una “supermemoria”. ¿La quisieras? ¿Estarías dispuesto a pagar el precio? Antes de responder, lo mejor será conocer un poco más sobre lo que ella es y todo lo que realmente implica.

¿Qué es la hipertimesia y por qué parece darnos el poder de la “supermemoria”?

La hipertimesia, también conocida como Memoria Autobiográfica Muy Superior (HSAM, por sus siglas en inglés) es un síndrome extremadamente raro. Cuando este se presenta, quien lo sufre muestra la capacidad de recordar cada detalle de su vida desde una edad muy temprana.

En otras palabras, tienen una memoria autobiográfica extremadamente desarrollada. Una que, además, no depende de herramientas como recursos nemotécnicos para entrar en acción. De hecho, esta no se activa o desactiva a voluntad, por lo que los individuos simplemente recuerdan absolutamente todo lo que les sucede, lo que ven y lo que escuchan.

Ilustración en blanco, negro y amarillo de una persona con una biblioteca en la cabeza, representando la supermemoria que da la hipertimesia.

Este síndrome comenzó a ser conocido en el 2000, y se popularizó en el 2006 con la publicación de la revista científica Neurocase. En ella, se narraba el caso de AJ, una mujer con hipertimesia que era capaz de recordar datos de su vida, largas citas de libros que había leído y fechas de cualquier año con extremada exactitud.

Regularmente, las personas suelen empezar a tener recuerdos de sí mismas a partir de los 4 años. Pero, los individuos con hipertimesia tienen una supermemoria que lleva todo más allá. Esto implica que pueden tener memorias hasta de su infancia profunda (cuando son bebés de 1 a 3 años). Sin embargo, se habla de que los recuerdos más detallados y vívidos suelen darse en ellos luego de los 10 o 12 años.

Curiosamente, este síndrome no parece afectar tanto la memoria de corto plazo, sino que está más relacionado con la de largo plazo, según Medical News Today. Por esto, la memoria del momento de las personas con hipertimesia podría hasta compararse con la de un individuo común.

¿Cómo saber si una persona tiene supermemoria? Estos son los indicadores de la hipertimesia

Niña con hipertimesia.
Vía PxHere.

En la actualidad no existe una forma específica o un método de diagnóstico claro para la hipertimesia. Por este motivo, si se quiere saber si una persona tiene o no una supermemoria, será necesario observar diversas claves conductuales que podrían dar pistas sobre ella.

Cabe destacar que no todos los individuos con hipertimesia la presentan con exactamente las mismas características. Sin embargo, hay algunos factores comunes que suelen presentarse con frecuencia. Entre ellos, podemos mencionar algunos como:

  • Pensamientos repetitivos y constantes sobre el pasado.
  • Habilidades para la concentración profunda y bloqueo de estímulos externos.
  • Pérdida del foco en la realidad o la tarea que se realiza debido a la aparición de pensamientos constantes e intrusivos.

Igualmente, algunas personas también cuentan con colecciones de objetos varios extremadamente organizadas y categorizadas. Esto se presenta como una muestra de un posible desorden obsesivo compulsivo –aunque no hay aún pruebas reales de que haya una verdadera relación entre ambos–.

Para diagnosticar la hipertimesia…

Caja con fotografías y postales antiguas.
Vía PxHere.

Si estas condiciones se presentan, sería conveniente hacer una visita al médico. Pero, como mencionamos, no existe una prueba específica para esta condición. Por lo que, para saber si la persona tiene hipertimesia, deberá poner a prueba su supermemoria y someterse a varios exámenes de escaneo cerebral.

Los primeros implican la participación en pruebas como la evaluación de la memoria autobiográfica. Esta simplemente consiste en un recuento de los eventos de la vida –que persona normalmente no podría recordar– y que los científicos tienen algún modo de comprobar.

Si la persona logra relatar con detalle estos eventos, se comenzará a considerar que tiene la condición. Sin embargo, esta no es la única prueba a la que se someterá. Por lo general, también es común que se realicen electroencefalogramas y resonancias magnéticas para estudiar la estructura cerebral de las personas. Todo ya que esta suele ser un poco distinta en ciertas áreas asociadas a la memoria cuando la condición está presente.

¿Por qué se produce la hipertimesia?

Ilustración del cerebro de una persona visto a través de su cráneo brillando con colores pasteles psicodélicos.
Vía Pixabay.

La utilización conjunta de varios exámenes neuronales para intentar diagnosticar la hipertimesia nace del presunto origen de esta supermemoria. En la actualidad, la medicina no ha sido capaz de determinar el motivo exacto por el que la hipertimesia se presenta.

En variados estudios, se ha observado que zonas como el lóbulo temporal, el núcleo caudado, la amígdala y el lóbulo parietal parecen ser más activos y desarrollados en las personas con la condición. Sin embargo, no se ha podido determinar si la hipertimesia es un resultado de estos cambios en el cerebro, o si dicho desarrollo del cerebro ocurre como una consecuencia del HSAM.

Fotografías en blanco y negro apiladas una sobre otra.
Vía PxHere.

Además de esta posibilidad, otras teorías psicológicas proponen que la hipertimesia es en realidad una variación de los trastornos obsesivo-compulsivos. Todo debido a que las personas piensan intensamente sobre su pasado, lo que las ayuda a recordarlo con tal detalle.

Por ahora, no se ha probado realmente que alguna de estas causas sea su origen verdadero. Por lo que, solo nos queda esperar a futuros estudios que puedan profundizar más sobre el tema.

Hipertimesia: el regalo y la maldición de los elegidos

Para estos momentos, según el portal del Jamaica Hospital, existen 61 individuos comprobados HSAM en el mundo. En otras palabras, de las miles de millones de personas que hay en el planeta, solo unas pocas decenas tienen el poder de la supermemoria que da la hipertimesia.

A simple vista, esto podría verse como un privilegio. Sin embargo, no todo es necesariamente positivo. Como un ejemplo tenemos a Rebecca Sharrock, una australiana de 23 años que fue diagnosticada en el 2013, quien comenta sufrir siempre de fatiga y dolores de cabeza debido a su condición, según reportó Sarah Keating para BBC Future.

Imagen editada de un hombr con el cráneo abierto y una cámara de video con todos sus componentes saliendo de él, como una representación de la supermemoria que da la hipertimesia.
Vía Pixabay.

Igualmente, la estadounidense Jill Price –presentada primero como AJ en el 2006– también ha declarado tener sus propios problemas con pensamientos intrusivos y memorias demasiado vívidas, según reportó Healthline.

El mismo problema de Price fue narrado por Louise Owen, en una entrevista realizada para 60 Minutes in 2010, según Mental Floss. Un pensamiento que también secundó HK, otro hipertimésico que fue presentado de forma anónima como caso de estudio en el 2012 a través de la revista Neurocase.

El precio a pagar para tener una supermemoria

Mujer con migraña causada por la hipertimesia.
Vía PixaHive.

Como vemos, los testimonios de aquellos que tienen esta supermemoria han demostrado que la hipertimesia no es una condición que ofrece solo ventajas. De hecho, esta también tiene efectos fisiológicos como los reportados por Sharrock. Todo debido a que el organismo está constantemente extenuado en su tarea de absorber y almacenar sin filtro toda la información que lo rodea.

Esto trae como consecuencia que muchas memorias no solo puedan traer de regreso los pensamientos de un momento determinado en la vida de las personas, sino también los sentimientos que estuvieron asociados a ellos. De allí que los pensamientos negativos y las malas memorias intrusivas puedan ser un constante problema para los hipertimésicos.

Ilustración de un hombre parado en sobre un puente en el medio de la nada, junto a un faro de luz encendido, representando los sueños lúcidos.
Vía Pixabay.

Incluso, este problema puede pasarse al terreno de los sueños, donde las memorias toman el control y se crean sueños lúcidos difíciles de diferenciar de la realidad. Esto afecta con más fuerza a los niños, mientras que los adultos aprenden a intentar manipular las condiciones del sueño.

Mientras tanto, tanto Sharrock como sus pares han comentado que buscan diversos mecanismos para lidiar con las memorias negativas. Por lo general, esto implica la selección consciente de recuerdos y la reafirmación a través de memorias positivas.

Algunas curiosidades sobre la hipertimesia

Uno de los primeros puntos que vale la pena aclarar sobre la HSAM es que esta no es igual a la memoria eidética, aunque pueden parecerse. Efectivamente, ambas son condiciones naturales que no requieren de herramientas nemotécnicas para entrar en acción. Pero, hasta allí llegan las similitudes.

En general, la hipertimesia se basa en la memoria autobiográfica –de eventos relacionados directamente con la persona– y funciona mejor a largo plazo. Por otro lado, la memoria eidética tiene un rango más amplio, permitiendo a los individuos recordar en detalle cualquier cosa o situación que vean, pero por un periodo de tiempo corto.

Fotografías antiguas mostrando la capacidad autobiográfica de la supermemoria de la hipertimesia.
Vía PxHere.

Entonces, sabiendo que la hipertimesia nos da una supermemoria para nuestra propia historia, podríamos creer que ella nos ayudaría a quitar las ambigüedades de ella, ¿no? Tal vez haya que pensarlo de nuevo.

Esto debido a que investigaciones como las publicadas la revista científica PNAS durante el 2013 han probado que ni la supermemoria puede salvarnos de los falsos recuerdos. Estudios recientes han comprobado que el cerebro puede editar nuestras memorias tanto para crearlas como para borrarlas y, según parece, ni los hipertimésicos se salvan de este detalle.

En resumen…

La hipertimesia o HSAM es una condición que otorga a quienes la padecen el poder de la supermemoria. Gracias a esta, disponen de una memoria autobiográfica superior que les permite tener recuerdos detallados de toda su vida –incluida su infancia profunda–.

Fotografías en blanco y negro apiladas una sobre otra.
Vía Pixabay.

A pesar de lo conocida que es, la condición aún no tiene formas de diagnóstico propio ni una sintomatología común. Esto debido a la poca cantidad de casos que se pueden estudiar, con 61 totales en todo el mundo.

Aunque es un gran don, las personas con hipertimesia no siempre disfrutan de su supermemoria. De hecho, esta constantemente les pasa factura causándoles fatiga física y mental. Sabiendo todo esto, ¿aún quisieras tener este particular superpoder?

Referencias:

A case of unusual autobiographical remembering (2006) Neurocase: https://doi.org/10.1080/13554790500473680

False memories in highly superior autobiographical memory individuals (2013) PNAS: https://dx.doi.org/10.1073%2Fpnas.1314373110

A case of hyperthymesia: Rethinking the role of the amygdala in autobiographical memory (2012) Neurocase: https://dx.doi.org/10.1080%2F13554794.2011.654225

Neurophychological investigation of “The Amazing Memory Man” (2018) Neurophychology: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6441970/

Highly Superior Autobiographical Memory: Quality and Quantity of Retention Over Time (2016) Frontiers in Psychology: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4720782/

A Cognitive Assessment of Highly Superior Autobiographical Memory (2017) Memory: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5488704/

Lea también:

Inteligencia humana y memoria: una dupla mucho más unida de lo que se cree