Albert Einstein
Vía Pixabay.

No es nuevo para nosotros recurrir a las opiniones de grandes figuras de la ciencia para descubrir sus visiones del mundo con respecto a temas varios. Ya sea por curiosidad o una verdadera necesidad por conocer sus posturas, siempre terminamos buscando saber más de las perspectivas de las mentes reconocidas. De allí que esta nueva carta con la opinión de Albert Einstein sobre el estudio de las abejas y aves para entender la física no haya demorado en causar revuelo.

La misiva estaba destinada a Ghyn Davis, investigador de radar y difunto esposo de Judith Davys. Fue ella quien ha compartido con el mundo la carta que Einstein habría enviado a su marido. Los investigadores Adrian G. Dyer, Andrew D. Greentree, Jair E. Garcia, Elinya L. Dyer, Scarlett R. Howard y Friedrich G. Barth fueron los primeros receptores de tal documento.

Luego de analizarlo, publicaron su hallazgo en la revista científica Journal of Comparative Physiology A. En ella, declararon que la carta de Einstein muestra la opinión del físico y matemático en posibles relaciones entre la biología y la física que, para la fecha, todavía estaban lejos de ser planteadas o descubiertas.

Sobre la carta de Einstein y los estudios de la física y la biología

Según muestra el documento, el intercambio de cartas y opiniones entre Dyer y Einstein ocurrió en 1949. Dentro de este, según parece, el investigador de radar habría preguntado al reconocido físico por su opinión sobre el estudio del comportamiento de criaturas como aves y abejas desde el punto de vista de la física.

Como bien sabemos, en la actualidad dichas investigaciones se están llevando a cabo. En ambos casos, tanto el de las abejas como de las aves migratorias o mensajeras, se estudia cómo estas son capaces de ubicarse espacialmente y mantener su rumbo. Por ahora, se ha descubierto que para las abejas puede tener que ver con patrones de polarización de la luz, mientras que algunas aves se aprovechan de los campos magnéticos de la Tierra.

Incluso ahora, la posible relación entre dichos estudios de la biología y la física están apenas aflorando. Por esto, la idea de que su posible existencia se estuviera discutiendo hasta 72 años antes sorprendió a los investigadores.

¿Cuál fue la opinión que expresó Einstein en su carta?

Carta de einstein en la que habla de su visión de las abejas, las aves y la física.
Crédito: Dyer Et Al. 2021, Journal of Comparative Physiology A./Universidad Hebrea De Jerusalén.

“Estimado señor,

Conozco bien las admirables investigaciones del señor v. Frisch. Pero no veo la posibilidad de utilizar esos resultados en las investigaciones relativas a los fundamentos de la física. Tal solo podría ser el caso si un nuevo tipo de percepción sensorial, respuesta a estímulos, se revelaría a través del comportamiento de las abejas. Es concebible que el comportamiento de las aves migratorias y las palomas mensajeras algún día pueda conducir a la comprensión de algunos procesos físicos que aún no se conocen.

Sinceramente tuyo,

Albert Einstein”.

Al leer inicialmente la carta de Einstein, podemos creer que su opinión sobre la relación de la física y la biología era muy cerrada. Sin embargo, al detallar más, nos damos cuenta de que el físico, aunque no consideraba que la posibilidad de una relación existiera en el momento, no negaba que esta se pudiera dar si nuevos detalles sobre el comportamiento de aves y abejas salían a la luz.

“Sorprendentemente, está claro a través de sus escritos que Einstein previó que los nuevos descubrimientos podrían provenir del estudio de los comportamientos de los animales”, explicó Greentree.

Efectivamente, con el paso de los años los estudios biológicos dieron pie a un mayor conocimiento sobre el comportamiento de los animales. Un punto que, luego, abrió el camino para que se pudieran estudiar fenómenos físicos que se manifiestan en la conducta animal.

Se revela otro pedazo de la historia de Einstein

Esta particular correspondencia con Dyer no es el único acontecimiento relevante del que participó Einstein en 1949. De hecho, más temprano ese mismo año el físico reconocido con el Nobel habría asistido a una conferencia en la que otro galardonado con el Nobel, Karl von Frisch, presentaría sus estudios sobre las abejas y las posibles relaciones de estas con los patrones de polarización de la luz-

En la actualidad, se sabe que Einstein y von Frisch tuvieron una reunión privada luego de la conferencia. Ahora, con esta carta recién revelada, la opinión de Einstein sobre el tema puede ayudarnos a dilucidar lo que se debió conversar en esa reunión que se dio hace más de siete décadas.

Referencia:

Einstein, von Frisch and the honeybee: a historical letter comes to light: https://doi.org/10.1007/s00359-021-01490-6

Lea también:

Carta de Einstein revela que temía una persecución antisemita una década antes del nazismo