Naves espaciales de ficción como protagonistas de las guerras en el espacio.
Vía Pixabay.

La conquista espacial es una posibilidad que se hace cada vez más presente en el imaginario de la humanidad. Con el desarrollo de nuevos satélites, naves y tecnologías varias, la posibilidad de desarrollar actividades complejas fuera de la Tierra se hace cada vez más tangible. Lastimosamente, esto no solo trae implicaciones positivas, ya que también puede venir ligado con otros elementos como la posibilidad de que se den guerras en el espacio.

Guerra espacial: ¿ficción o futuro cercano?

Es claro que estas no se acercarían a lo que hemos visto en clásicos de la ciencia ficción como Star Wars. Pero igualmente existe una posibilidad de que estas se den y que conviertan al espacio en la nueva arena de batalla de la humanidad.

Ahora, para poder tener una idea más clara de lo que esto implicaría, medios como Space.com entraron en contacto con expertos en el área. Gracias a ellos, contamos con una perspectiva más completa de lo que implicarían las guerras en el espacio –y de lo que podría desencadenarlas–.

Interferencia: la nueva cara de las guerras en el espacio

El primero en ofrecer su visión sobre el tema fue Mark Gubrud, quien profesor asistente adjunto en la Universidad de Carolina del Norte como parte del Currículo en Paz, Guerra y Defensa. El experto comentó que, desde su perspectiva, las “guerras en espacio” podrían ya estar sucediendo, solo que no de la forma que esperamos.

Según Gubrud, los casos de bloqueo de señales satelitales, interferencia de comunicaciones, espionaje y afines son nuevas modalidades potencialmente bélicas que ya se han dado en el espacio. Por ahora, estas han sido casos aislados. Pero, desde su opinión, estos podrían fácilmente escalar para convertirse en una guerra espacial basada en el sabotaje y la interferencia de las actividades de otras naciones.

“Por lo tanto, debemos basarnos en el Tratado del Espacio Ultraterrestre de las Naciones Unidas con un tratado adicional que prohíba todas las formas de interferencia dañina y armas para causar interferencia” sugirió.

Por su parte, Brian Chow, un científico y físico especializado en espacio y seguridad nacional, concuerda en parte con la visión de Gubrud. Sin embargo, aclara que algunas de las tecnologías que actualmente están en el espacio y que tienen potencial bélico, también resultan de algún modo necesarias para el funcionamiento adecuado y defensa de sus países dueños.

“Debido a que sus usos pacíficos son importantes para la prosperidad espacial, no deberían prohibirse. (…) En realidad, podemos aceptar algunas reglas y medidas para poder disfrutar de los beneficios de estas naves espaciales y evitar que dañen nuestros satélites al mismo tiempo”, propuso Chow.

¿La guerra en las estrellas bajaría hasta la Tierra?

Nave humana rondando un planeta en el espacio.
Vía StockSnap.io

Esta podría ser la pregunta del millón y es una situación que Chow también considera importante analizar. Su experiencia de 25 años en el sector lo lleva a ver esto como una posibilidad muy alta.

No obstante, no sería inmediata, ya que ella tendría que nacer de una ruptura del “equilibrio” que existe actualmente entre las naciones como China, Estados Unidos y Rusia. Esto ya que, desde su perspectiva, estas serían “casi con certeza” las potencias que se enfrascarían en guerras en el espacio.

Sin embargo, la falta de regulaciones sobre las actividades que pueden o no realizar las naves y satélites potencialmente bélicos podrían llevar a las naciones a dar el primer paso y actuar “preventivamente” para salvar sus propios equipos. Pero, esto significaría también que habrían hecho la primera agresión que daría pie a un escalamiento del conflicto.

Uno que, aunque se dé por completo en el espacio, tendría consecuencias en la Tierra. Todo debido a que entre los bloqueos, supresiones y espionaje, la calidad de vida en las naciones atacadas disminuiría notablemente y hasta existiría la posibilidad de que perdiera contacto con el mundo.

Entonces… ¿Las guerras en el espacio serán inevitables?

Para Joan Johnson-Freese, quien este profesora de asuntos de seguridad nacional en el Naval War College de Newport, Rhode Island, la guerra en el espacio es una situación inevitable. Por esto, considera importante que los países como Estados Unidos se esfuercen por desarrollar sus propias herramientas bélicas y de defensa.

“También creo, sin embargo, que sin alguna medida de diplomacia espacial que la acompañe, existe un peligro distintivo de que la guerra espacial de algún tipo sea una profecía autocumplida”, aclaró.

Por su parte, la profesora asociada de Estudios de Estrategia y Seguridad en la Escuela de Estudios Avanzados del Aire y el Espacio de la Fuerza Aérea de EE. UU., Wendy Whitman Cobb tiene una perspectiva distinta a la de Johnson-Freese.

“No creo mucho en la inevitabilidad. (…) Los analistas han estado diciendo constantemente que los ataques y las armas en el espacio son inevitables y están a la vuelta de la esquina desde la década de 1960”, explicó.

Para ella, el atacar los satélites de otros países es para cualquier nación una situación en la que todos pierden. Esto debido a que, además de la basura espacial que se genera, los restos flotantes del satélite atacado podrían terminar chocando y dañando por accidente otros equipos de la nación atacante.

Como consecuencia, por intentar perjudicar a otra nación, los agresores estarían poniendo en peligro sus propios equipos y posiciones en el espacio. Por esto, para Whitman Cobb, al menos la idea que actualmente tenemos de guerras en el espacio no sería plausible.

Ahora… ¿cuál de estas dos perspectivas prevalecerá al final? Solo el tiempo lo dirá.

Lea también:

Viaje a la luna: ¿Llegarán las empresas privadas antes que la NASA?