Mujer sosteniéndose un brazo en la zona donde usualmente se colocan las vacunas.
Vía iStockphoto.

Recientes casos de inflamación y enrojecimiento en la zona de la inyección tras recibir la vacuna de Moderna han llenado a la web de preocupación por los llamados casos de ‘brazo COVID’. En su momento, se pensó que dicha reacción de la piel podría implicar un problema con la vacunación. Pero, ahora, gracias a recientes investigaciones, tenemos la seguridad de que esta respuesta, aunque molesta, es inofensiva y no dura mucho tiempo.

El estudio que reveló esta información se publicó recientemente en JAMA Dermatology y estuvo a cargo de la Dra. Alicia Little. La investigadora es también profesora asistente de dermatología en la Escuela de Medicina de Yale en New Haven, Connecticut.

A través de un trabajo colaborativo, la Dra. Little y su equipo estudiaron los casos de ‘brazo COVID’ en 16 pacientes. Con esto, lograron identificar los tiempos comunes de aparición de la reacción y también cuánto se demoraba esta en desaparecer.

¿Cuándo aparece el ‘brazo COVID’ en quienes recibieron la vacuna de Moderna?

La velocidad con la que el ‘brazo COVID’ se manifestó en los individuos tuvo que ver directamente con cual dosis recibían de la vacuna de Moderna. Como bien sabemos, esta se entrega en dos partes, separadas por lo menos por 28 días una de otra.

Las observaciones mostraron que la manifestación de esta reacción se podía dar entre 2 y 12 días después de recibir la primera dosis de la vacuna. Por otro lado, si se trataba de la segunda, entonces el ‘brazo COVID’ podría hacer presencia solo 2 días después de la inyección.

A pesar de que el grupo de muestra fue pequeño, sí mostró una amplia variedad etaria, yendo desde los 25 hasta los 89. De entre ellos, 3 participantes eran hombres y los 13 restantes, mujeres.

¿Cuándo debería desaparecer la reacción de ‘brazo COVID’ causada por la vacuna de Moderna?

Imagen de la irritación 'brazo COVID' causada por la vacuna de Moderna.
Crédito: Amelia Brown. Vía Insider.

Aunque la aparición del brazo COVID tendió a depender de la dosis de la vacuna, su desaparición no. La reacción del organismo que causa un leve enrojecimiento de la zona inyectada y un poco de comezón –acompañada a veces también con hinchazón– se podía ir en solo días con el tratamiento adecuado. De hecho, su rango se mantuvo entre los 3 y los 5 días.

Según la investigación, las opciones de tratamiento utilizadas fueron desde simples compresas frías para la hinchazón hasta el uso de antihistamínicos orales o la aplicación de esteroides tópicos.

¿Por qué la vacuna de Pfizer-BioNTech no causa el ‘brazo COVID’?

Hasta el momento, no se ha detectado que la vacuna de ARN mensajero de Pfizer y BioNTech tenga, entre sus efectos secundarios, casos de ‘brazo COVID’ similares a los que tiene Moderna. Como ambas vacunas son altamente similares, aún es un misterio lo que hace que una cause algunas reacciones de hipersensibilidad mientras que la otra no.

Sin embargo, como cada vacuna trabaja con una porción de ARNm distinta, podríamos suponer que esta diferencia podría interferir en la reacción del organismo. No obstante, esta es apenas una suposición que aún no ha sido constatada con estudios específicos.

Como consecuencia, por los momentos no existe una explicación oficial que justifique las diferencias en la asimilación de una u otra vacuna. Pero, por lo menos ahora se cuenta con la seguridad de que los casos de ‘brazo COVID’ –aunque incómodos– no suelen durar mucho ni dejar ningún tipo de secuelas peligrosas.

Referencia:

Delayed Localized Hypersensitivity Reactions to the Moderna COVID-19 Vaccine. A Case Series: http://jamanetwork.com/article.aspx?doi=10.1001/jamadermatol.2021.1214

Lea también:

¿Por qué es costumbre inyectar las vacunas en el brazo?