Paciente recibiendo atención médica en un consultorio.

Un estudio publicado en la revista Urology Practice ha revelado algo que de seguro ya muchos sospechaban: la satisfacción de los pacientes frente a la atención médica que reciben parece estar sesgada por el tipo de seguro médico proveedor.

Los investigadores del Departamento de Urología de Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas confirmaron el sesgo tras analizar las calificaciones de satisfacción en un período de siete años. Y, a partir de ello, recomiendan a las compañías de seguros modificar ciertos aspectos estructurales a fin de mejorar su servicio.

Los seguros médicos a los que acuden los pacientes estadounidenses

Los investigadores de la TTUHSC usaron las calificaciones de satisfacción de casi 21,000 pacientes atendidos en la clínica entre 2013 y 2020. Su estudio se basó prácticamente en comparar las calificaciones de satisfacción de los pacientes en función de los diferentes tipos de cobertura de seguro.

En el proceso, descubrieron que 46 por ciento de ellos estaban cubiertos por un seguro comercial o privado; 37 por ciento estaba cubierto por Medicare; nueve por ciento estaba cubierto por Medicaid, mientras que cinco por ciento estaba sujeto a otra cobertura gubernamental. Menos del dos por ciento de de los pacientes había recibido atención médica pagada por cuenta propia o por compensación.

Calificación de la satisfacción de los pacientes según la cobertura de seguro

Al comparar las calificaciones de satisfacción de atención médica de todos estos grupos de seguro, surgieron diferencias significativas. Cabe destacar que estas calificaciones estaban basadas en una escala de 0 a 100.

Médico con mascarilla, guantes y estetoscopio saludando con pulgar arriba.

En primer lugar, los pacientes de Medicare informaron el puntaje promedio más alto, con 93.09, seguidos por los sujetos a otra cobertura gubernamental, que la calificaron con 91.49. Los seguros comerciales obtuvieron una calificación de 91.32, los de indemnización laboral, 90,72, seguidos por Medicaid con 89.21 y, por último los pagos por cuenta propia o no compensados, con 89.00.

Aunque, en general, las calificaciones fueron elevadas, los datos mostraron diferencias estadísticamente significativas entre los grupos. Después de Medicare, que obtuvo la puntuación más alta, solo los otros seguros gubernamentales, representados por la Administración de Veteranos o Tricare, mostraron niveles de satisfacción del paciente “generalmente más altos”.

Mientras que Medicaid y la atención médica pagada por cuenta propia obtuvieron las calificaciones más bajas. Los investigadores creen que se debe a que estos métodos “cubren” a los pacientes más vulnerables y desfavorecidos.

Sesgos en los puntajes de satisfacción por la atención médica

“Estos resultados son consistentes con otros estudios que informan que los hospitales que tratan a más pacientes de Medicaid tienen puntajes de satisfacción más bajos”, comenta el autor principal Werner de Riese, presidente del TTUHSC.

Para comprenderlo, conviene recordar que los seguros Medicare y Medicaid han introducido pagos por desempeño, los cuales ajustan los reembolsos médicos en función de calidad; y para ello se usan las calificaciones de satisfacción de los pacientes. Y aunque suene bien, existe cierta preocupación de que estas calificaciones puedan estar sesgadas por ciertas características no modificables, como el estado del seguro.

“Los datos de nuestra clínica de urología ilustran un posible sesgo en los niveles de satisfacción del paciente informados, según su cobertura de seguro médico”, dice el Dr. de Riese. Por ello, los investigadores creen que las políticas de reembolso deben modificarse.

Referencia:

Association Between Payor-Class and Patient Satisfaction Scores in an Academic Urology Outpatient Clinic. https://www.auajournals.org/doi/10.1097/UPJ.0000000000000224

Lea también:

Pacientes estadounidenses buscan atención médica más económica en el extranjero