Recientemente se ha registrado un accidente automovilístico en Texas, donde el protagonista es un Tesla. Dada la magnitud del incidente, el caso está lleno de incógnitas. En ese sentido, muchos nos peguntamos ¿cuáles son las fallas más frecuentes que se presentan en estos vehículos eléctricos?

En este caso, un Tesla Model S terminó en llamas, dejando consecuencias fatales para las víctimas. Si bien se desconocen las causas, se especula que el sistema de piloto automático o Autopilot estaba activado. Y, por consiguiente fue responsable del accidente.

El piloto automático es una de las fallas más frecuentes en vehículos eléctricos

El reciente accidente registrado en Texas se suma a otros casos en los cuales Tesla y su sistema de conducción salen a relucir. En varias oportunidades, la empresa ha destacado que los conductores deben mantener la vista sobre la carretera y las manos sobre el volante. Sin embargo, algunos usuarios, presuntamente, han abusado de su capacidad y terminan en hechos fatales.

Por otro lado, hace días, Consumer Reports (CR) reportó que logró burlar la seguridad del Autopilot de un Tesla. Simplemente con colocar una cadena sujetada al volante. De esta forma, el auto pudo desplazarse unas cuantas millas sin la presencia de un conductor. En este sentido, se podría pensar que el piloto automático – por lo menos de un Tesla-  es una de las fallas más frecuentes en vehículos eléctricos.

Si no se realiza el debido mantenimiento a una batería se puede convertir en una falla recurrente

Estructura interna de los automóviles

Además del sistema de conducción automática, otro problema que podemos hallar en estos vehículos involucra directamente a sus baterías. Estas son de vital importancia para el funcionamiento de los autos eléctricos. Pero, requieren de revisiones periódicas para garantizar su vida útil.

Los hábitos de conducción y las condiciones de uso pueden degradar las baterías. Por tanto, si no se mantienen como es debido pueden convertirse en una molesta y frecuente falla en estos vehículos eléctricos.

En el caso del accidente de Texas, el impacto del auto afectó la materia del litio del Model S e inició el incendio. Esto “arruinó el dispositivo de almacenamiento a bordo ubicado en la consola de información y entretenimiento” del auto.

El sistema de frenos también es otra de las fallas más frecuentes en estos vehículos

Si bien no es un problema recurrente, hay que considerarlo. Esto debido a que si no se revisan constantemente los líquidos y se realizan el cambio de componentes adecuado tiende a fallar.

Adicionalmente, los neumáticos y el filtro de partículas también pueden presentar problemas. Después de todo son componentes. Sin embargo, son fallos menores. En todo caso si queremos evitarlos, podemos cambiar las llantas cuando la “banda de rodadura sea inferior a 1.6mm” y sustituir el filtro anualmente.

Como has podido notar, los vehículos eléctricos tienden a fallar si no se toman las medidas de prevención adecuadas. Así que la recomendación es tomar conciencia sobre la importancia de realizar mantenimientos continuos y no abusar de los sistemas de conducción de estos automóviles.

Lea también:

Tesla ayuda a la policía a atrapar a una persona por crímenes de odio

Escribir un comentario