Especie de tiburón nadando.
Vía Pixabay.

El océano está lleno de secretos por descubrir. De hecho, incluso en la actualidad, parte de sus profundidades aún nos son desconocidas. Por ello, no es de extrañarse que desenterrar su pasado también sea una tarea complicada, y que requiere tanta dedicación como paciencia. Ahora, dichos esfuerzos han dado frutos con el descubrimiento de una nueva especie de tiburón al analizar antiguos fósiles.

Dichos restos se ubicaron en la Formación de Arcilla de Kimmeridge, ubicada en Inglaterra. Luego de ser encontrados, se almacenaron como parte de la Colección Etches, también en el país británico. Años más tarde, luego de ser debidamente analizados, estos fósiles debutan al convertirse en las primeras evidencias de una nueva especie de tiburón.

Nueva especie de tiburón emerge de antiguos fósiles marinos

Según el análisis realizado por los investigadores de la Universidad de Viena, los fósiles conservados en arcilla pertenecen a una nueva especie de tiburón conocida como Durnonovariaodus maiseyi. Esta perteneció al grupo de los hibodontiformes e hizo vida en el océano hace alrededor de 150 millones de años atrás.

Debido a lo raros que suelen ser los hallazgos de estructuras esqueléticas completas de estas criaturas, el antiguo fósil se ha convertido en el primero en su tipo en abrir esta categoría. Sin embargo, a medida que se estudie con más profundidad el contenido oculto de la Formación de Arcilla de Kimmeridge, esta situación podría cambiar.

¿Nueva ‘vieja noticia’?

Tiburones nadando en el océano.
Vía Pixabay.

El descubrimiento del fósil de este antiguo tiburón se realizó hace más de 20 años. Sin embargo, solo ahora, casi dos décadas después, que finalmente ha sido analizado. Algo que rápidamente llevó a su presentación al mundo a través de la revista científica PeerJ.

Con anterioridad se había pensado que la criatura pertenecía a los hibodontiformes, uno de los tipos de tiburón más comunes de la antigüedad –y los parientes más cercanos de los que actualmente habitan la Tierra–. Sin embargo, no se tenía claro a qué especie realmente pertenecía.

Luego de analizar detalles sobre su estructura, y especialmente su dentadura, se observó que este era de una rama antes desconocida de tiburones. Como consecuencia, el antiguo fósil de la nueva especie de tiburón se convirtió en el primero en inaugurar el grupo de las Durnonovariaodus maiseyi.

Lo que queda por descubrir…

Para el momento actual, la colección Etches aún tiene fósiles antiguos sin identificar. Por lo que existe la posibilidad de que nuevas especies de la antigüedad esperen por nosotros entre los restos no estudiados.

Asimismo, la Formación de arcilla de Kimmeridge de Inglaterra aún no parece hacerse quedado sin sorpresas. Debido a esto, lo más probable es que en los próximos años surjan incluso más fósiles que estudiar y clasificar.

Esto solo nos indica que definitivamente aún no hemos averiguado todo lo que podríamos sobre las profundidades marinas. Como consecuencia, el futuro cercano podría traernos muchos más descubrimientos sobre las criaturas que algunas vez habitaron nuestros océanos.

Referencia:

Durnonovariaodus maiseyi gen. et sp. nov., a new hybodontiform shark-like chondrichthyan from the Upper Jurassic Kimmeridge Clay Formation of England: https://doi.org/10.7717/peerj.11362

Lea también:

Descubren cuatro especies de tiburones caminantes en Australia y Nueva Guinea