Vehículo eléctrico con la puerta trasera levantada

Ante la necesidad de combatir el efecto invernadero y preservar la vida de nuestro planeta, los automóviles eléctricos ganan más popularidad. Tal es su crecimiento que se han utilizado para recorrer largos tramos de carretera. Para muestra, tenemos el caso del holandés Wiebe Wakker, quien ha registrado un record al recorrer más de 100 mil kilómetros en uno de estos autos. Con base en ello nos preguntamos, ¿qué podemos aprender de él? Y, ¿Cuáles son los factores a considerar al realizar un viaje de larga distancia en un vehículo eléctrico?

Wakker viajó desde Países Bajos hasta Nueva Zelanda. Durante el recorrido vivió muchas experiencias y obtuvo resultados gratificantes. Pero, para lograrlo tuvo que planificarse, pues, no es lo mismo viajar en un auto de combustible fósil que en uno eléctrico. En ese caso, estar consciente de la distancia es primordial. Así como de las estaciones de carga y el tiempo de carga del vehículo. “Cuando estás en un viaje por carretera, se trata de encontrar la combinación perfecta entre comodidad, diversión y llegar a tu destino”, comentó Wakker.

La distancia: un factor a considerar antes de aventurarnos a recorrer largos tramos de carretera en un vehículo eléctrico

Por lo general, los autos eléctricos son ideales para realizar recorridos cortos y, por tanto, desplazamientos diarios. Esto debido a que son de conducción suave e incluso de bajo costes operativos. No obstante, cuando se quiere realizar un viaje de larga distancia, la situación cambia un poco por la autonomía que ofrecen.

Al ser vehículos eléctricos, la carga de la batería tiende a disminuir. Por consiguiente, establecer la distancia del recorrido es primordial.  Esto ayudará al conductor a planear su desplazamiento y acordar el momento oportuno para recargar la batería de su automóvil. Simplemente, no debe recorrer más de lo que el auto le permite.

Estaciones de carga dentro de la ruta de viaje

Un auto en una estación de carga

El hecho de conocer la distancia del viaje nos ayudaría a ubicar las estaciones de carga donde debemos parar para recargar la batería de nuestros vehículos. En este caso, Wakker recomienda realizar paradas en puntos de carga cercanos a museos y otras atracciones turísticas.

De esa manera, mientras el auto se recarga el conductor puede aprovechar el tiempo para conocer el lugar e ir aprendiendo del viaje. Sin embargo, lo primordial es garantizar en todo momento la autonomía del vehículo eléctrico cuando de recorrer una larga distancia se trata.

Si por ciertas razones, una de esas estaciones de carga no llegara a funcionar, la mejor opción es ahorrar al máximo la energía. Para ello, se debe apagar el sistema de aire acondicionado, la música, así como bajar y mantener la velocidad de conducción.

Además de establecer una ruta que incluya puntos de carga, Wakker recomienda llevar un teléfono inteligente. Eso en caso de que el auto no tenga sistema de movilidad o como una forma de respaldo. Aplicaciones como PlugShare y PlugSurfing son bastantes útiles, porque están disponible para iOS y Android. Y, además cuentan con una base de datos muy completa.

Así pues, antes de tomar tu vehículo eléctrico y aventurarte en un viaje de larga distancia lo primordial es conocer la distancia. Esto para que tu recorrido incluya estaciones de carga acordes con la infraestructura de tu automóvil.

Lea también:

¿Cuáles son las ventajas ambientales de contar con un automóvil eléctrico?