Los hábitos de sueño de todos han cambiado de una u otra forma debido a la pandemia. Cuando esta inició, se creía que el tiempo extra en casa sería un cambio para mejor en las rutinas de descanso de las personas. Sin embargo, se ha visto en una reciente investigación –enfocada en estudiantes– que tener la posibilidad de ver clases online no los ayuda necesariamente a dormir más.

El estudio, publicado en PLOS ONE, siguió a estudiantes universitarios para comprender sus hábitos de sueño y cómo estos habían cambiado bajo la pandemia. Al final, los investigadores Andrea N. Smit, Myriam Juda, Ashley Livingstone, Stephanie R. U. y Ralph E. Mistlberger analizaron toda la información recopilada.

Mistlberger, Smit y Juda, de la Universidad Simon Fraser (USF), estuvieron a cargo de dicho proyecto. Cuando este finalizó, quedó más que claro que los sistemas de aprendizaje en línea no estaban haciendo nada por las horas de descanso de los estudiantes.

Los hábitos de sueño de los estudiantes cambiaron debido a las clases online

“Existe una creencia generalizada entre los investigadores del sueño de que muchas personas, especialmente los adultos jóvenes, no duermen regularmente debido al trabajo, la escuela y las actividades sociales. (…) El movimiento hacia el trabajo y la escuela remotos durante COVID-19 ha brindado una nueva oportunidad para probar esta creencia”, aclaró Mistlberger.

En efecto, la investigación realizada por los miembros del Laboratorio de Ritmos Circadianos y Sueño de SFU, buscó hacer una comparación el antes y después de los estudiantes. Para esto, trabajaron con 80 estudiantes inscritos en un curso veraniego del 2020 y con los datos de otros 450 que inscribieron el mismo curso, pero en años anteriores.

Mujer viendo clases online.
Vía PxHere.

Al realizar una comparación entre los datos se ambos, se notó un claro cambio en los estudiantes remotos. De forma general, aquellos que veían clases online solían ir a dormir por lo menos 30 minutos más tarde. Por lo que, se observó una tendencia de conversión al noctambulismo.

“Un hallazgo muy constante es un retraso colectivo en el momento del sueño: la gente se acuesta y se despierta más tarde. (…) No es sorprendente que también haya una marcada reducción en la exposición a la luz natural, especialmente temprano en el día. La falta de cambio en la duración del sueño fue un poco sorprendente, ya que va en contra de la suposición de que los adultos jóvenes dormirían más si tuvieran el tiempo”, comentó Mistlberger.

No todos los estudiantes tomaron este cambio de la misma forma. Aquellos que ya eran naturalmente nocturnos valoraron el cambio de forma positiva –ya que podían dormir más horas en la mañana–. Por otro lado, los que estaban acostumbrados a ser tempraneros tuvieron valoraciones más negativas de este cambio en sus rutinas.

Las clases online no ayudan a los estudiantes a dormir más

Se podría pensar que, con este paso a acostarse y levantarse más tarde, los estudiantes estarían durmiendo más. Pero, según los registros de los investigadores, aquellos que veían clases online en realidad terminaban por dormir menos horas totales. Como si fuera poco, los horarios de sueño solían ser menos eficientes, con más horas de este tomando la mañana y dejando más tiempo de vigilia en la noche.

Para proteger la salud del sueño durante las clases online…

Es claro que la situación de pandemia ha traído cambios a las rutinas de todos. Por esto, no es sorpresivo que los estudiantes también se hayan visto afectados por los cambios.

En este caso, se esperaba que la modificación se convirtiera en una ventaja para ellos. Per, como hemos visto, la realidad ha demostrado que la falta de un trabajo o casa de estudios en físico no necesariamente se traducen en una mejor calidad o cantidad de horas de sueño.

Aun así, cuidar de la salud de nuestro sueño es importante para mantenernos sanos en general. De esta forma, tanto nuestro sistema inmunológico como nuestra mente estarán funcionando en su mejor capacidad.

Como si fuera poco, se ha comprobado que un mejor sueño suele traducirse en mejores calificaciones para los estudiantes. Por lo que, si eres uno de ellos y quieres tener mejores resultados en tus clases online, lo mejor que podrías hacer sería darle prioridad a tu tiempo para dormir.

“Mi consejo para los estudiantes y cualquier persona que trabaje desde casa es que intenten salir y estar activos temprano en el día porque la luz de la mañana ayuda a estabilizar su ciclo circadiano de sueño-vigilia; esto debería mejorar su sueño y permitirle sentirse más descansado y energizado durante el día”, concluyó Mistlberger.

Referencia:

Impact of COVID-19 social-distancing on sleep timing and duration during a university semester: https://doi.org/10.1371/journal.pone.0250793

Lea también:

Pasar tres o más horas en las redes sociales altera el ritmo de sueño de los estudiantes

Escribir un comentario