Una mano sosteniendo un teléfono
Vía: Pixabay

Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Princeton revela que la reutilización de número de teléfonos fomenta el hackeo de datos de personales. Los investigadores señalan que estas acciones desencadenan “una serie de riesgos de seguridad y privacidad”. Esto compromete información valiosa de los antiguos poseedores de ciertas líneas telefónicas.

Por lo general, empleamos nuestros números de teléfono como instrumento de verificación en dos pasos para verificar transacciones en cuentas bancarias, perfiles de redes sociales y otros servicios. Esto significa que recibimos un código para poder completar una actividad confidencial en específico.

Pero, ¿qué sucede cuando cambiamos de línea telefónica?

Teclado telefónico

Este es el meollo del asunto, cambiar de línea significa abandonar la que estamos usando actualmente, esa que está asociada a una dirección de correo electrónico así como a diferentes servicios de pago. Por tanto, es un dato muy importante que debemos renovar inmediatamente cada vez que decidamos actualizar de operador o simplemente cambiar de número.

Los investigadores señalan que estos números de teléfono podrían emparejarse “con contraseñas extraídas de grandes violaciones de datos. De esta manera, un mal actor podría potencialmente cometer fraude y / o secuestrar cuentas”. Por consiguiente, resultaría involucrado en actividades ilícitas de las cuales no tiene ni la más mínima idea.

Incluso, si su antiguo número celular está asociado a una red social, el nuevo poseedor de la línea podría tratar de ingresar a su cuenta y violar su privacidad. Así como comprometer su reputación realizando publicaciones o enviando mensajes indebidos.

Un 66% de los números reutilizados aún están vinculados a propietarios anteriores

Arvind Narayanan, parte del equipo de investigación expresó vía twitter que “35 millones de números de teléfono de EE.UU. se desconectan cada año. La mayoría se reasignan a nuevos propietarios. En un nuevo estudio, Kevin Lee y yo descubrimos que el 66% de los números reciclados que probamos todavía estaban vinculados a las cuentas en línea de los propietarios anteriores, lo que posiblemente permitiera el secuestro de cuentas”.

De igual modo, los investigadores destacaron que de los 200 números reciclados que obtuvieron durante una semana, 19 de ellos aun “recibían llamadas y mensajes sensibles a la seguridad y privacidad”.

Dado la complejidad del asunto, el equipo de investigación se comunicó con los operadores móviles de Verizon y T-mobile para que tomaran cartas en el asunto. Por su parte, estos contactaron a los usuarios para darles la información respectiva.

Sin embargo, quienes deben tomar las medidas preventivas son los mismos usuarios. Después de todo, es una tarea que les compete exclusivamente a ellos.

Lea también:

Evita instalar WhatsApp Pink, la aplicación puede robar tus datos