Un gran fragmento de basura espacial se encuentra fuera de control y amenaza con impactar la Tierra. Se estima que la pieza de varias toneladas de peso ingrese en nuestra atmósfera en los próximos días.

Hasta ahora, se desconoce con exactitud dónde caerán los restos que no se quemen al ingresar a nuestro planeta. Esta situación es alarmante, pues, no es lo mismo que caiga en el medio del océano a que se estrelle en un poblado. De estrellar en este último no sabemos qué consecuencias pueda ocasionar.

Entonces, ¿no hay manera de saber dónde caerá la basura especial? Dada la trayectoria de la pieza, posiblemente los restos se dispersen e impacten en diferentes regiones. En específico, “un poco más al norte de Nueva York, Madrid, Beijing y tan al sur como el sur de Chile y Wellington, Nueva Zelanda”.

¿De dónde provienen esos fragmentos de basura espacial?

Basura espacial alrededor de la Tierra

Se sabe que alrededor de nuestro planeta orbitan restos de piezas de distintas y viejas misiones espaciales, convirtiéndose es escombros espaciales. Sin embargo, su acumulación representa un riesgo para los satélites que realmente funcionan, afecta la vista de los astrónomos, así como un riesgo para los habitantes de La Tierra.

En este caso, la pieza que amenaza con estrellarse en nuestro planeta proviene del cohete Long March 5B. Este forma parte del primer módulo de China “para su estación espacial propuesta”, el cual se lanzó recientemente.

Hace aproximadamente un año, sucedió lo mismo con otro cohete chino. En aquel entonces, los escombros aterrizaron sobre el Océano Atlántico, “pero no antes de que supuestamente dejara un rastro de escombros en la nación africana de Costa de Marfil”.

La basura espacial es una constante amenaza

Si bien esta situación es preocupante, no es la primera que restos de satélites se estrellan contra la Tierra. En 1970, la reentrada del Skylab de la NASA con un peso de 76 toneladas esparció escombros por el Océano Índico y Australia Occidental. Uno de los más grandes registrados hasta ahora.

Años más tarde, específicamente en 1986 y 2003, la explosión del transbordadores espaciales Challenger y Columbia provocaron grandes cantidades de escombros que aterrizaron en distintas partes de nuestro planeta. Y, así como estos hay otros.

La realidad es que no se sabe con exactitud donde aterrizarán estos restos espaciales, pero las latitudes señaladas deben estar atentas para prevenir males mayores. De causar fuertes daños, China deberá responder por ello siguiendo los estatutos de la ONU y de la Convención de Responsabilidad Civil de 1972.

Lea también:

¿Sabes que existe un cementerio de naves espaciales en la Tierra?