Mujer embarazada con manos en su abdomen en escala de grises.

Desparasitar a las mujeres embarazadas no solo podría ofrecer beneficios para su salud y ayudar a frenar la propagación de parásitos en zonas de riesgo. Una nueva investigación en la que participaron expertos de la Universidad de Syracuse, la Organización Mundial de la Salud y SUNY Upstate revela que los bebés también podrían verse beneficiados.

Sus hallazgos, publicados en la revista PLOS Neglected Tropical Diseases, muestran que los medicamentos antiparasitarios durante el embarazo podría reducir tanto la mortalidad neonatal como el bajo peso de los bebés al nacer.

Parásitos responsables de numerosas infecciones a nivel mundial

Los helmintos transmitidos por el suelo son una especie de parásito intestinal cuyos huevos se desarrollan en el suelo hasta encontrar un nuevo huésped. Los humanos pueden infectarse con ellos al ingerir sus huevos microscópicos que, por lo general, se encuentran en las heces de personas infectadas y se dispersan en el medio ambiente.

Una vez dentro de su huésped, se desarrollan, alcanzan la adultez y se quedan en los intestinos, donde producen miles de huevos cada día. Estos parásitos son responsables de al menos 25 por ciento de enfermedades en todo el mundo, en especial en zonas de bajos ingresos y bajo saneamiento.

Las infecciones con helmintos transmitidos por el suelo son comunes durante el embarazo, en especial entre las mujeres que habitan áreas con acceso deficiente al saneamiento. Y aunque los medicamentos antiparasitarios son económicos y, en general, seguros, los beneficios de administrarlos durante la gestación no están muy claros.

¿Qué impacto tendría desparasitar a las mujeres embarazadas?

Interesados por aclarar un poco el panorama, los investigadores usaron 95 conjuntos de datos extraídos de encuestas demográficas y de salud. Estas recolectaron información de más de 800000 nacimientos registrados entre 1998 y 2018 en 56 países de bajos ingresos países.

El equipo quería conocer el impacto que tuvo la administración de medicamentos antiparasitarios de rutina durante el embarazo en la mortalidad neonatal posterior y el bajo peso de los bebés al nacer.

Para ello, clasificaron los medicamentos en función de la probabilidad de que las madres fueran desparasitadas durante su embarazo. Luego, modelaron los resultados del parto para estimar el efecto de la desparasitación durante la atención prenatal tomando en consideración una variedad de factores de riesgo.

Desparasitar a las mujeres embarazadas ofrece beneficios a los bebés

Así descubrieron que, cuando las mujeres reciben medicamentos antiparasitarios durante el embarazo, se hacen presentes dos beneficios de gran importancia. El primero es que el riesgo de mortalidad neonatal disminuye en un 14 por ciento, sin diferencia entre los países de transmisión alta y baja.

Además, se reducen las probabilidades de que los bebés tengan bajo peso al nacer en un 11 por ciento. Pero este resultado en particular corresponde a los países con menor transmisión de helmintos transmitidos por el suelo, pero varían un poco de acuerdo a la tasa de transmisión en las diferentes regiones.

Saneamiento y medicamentos antiparasitarios durante el embarazo

El acceso universal al saneamiento adecuado de los entornos es uno de los objetivos más antiguos que no solo apunta a mejorar la salud de las personas, sino al progreso del desarrollo sostenible. A pesar de ello, las infecciones con parásitos siguen teniendo una alta prevalencia, junto con sus consecuencias.

“Los gusanos intestinales afectan la salud de las mujeres y las niñas en edad reproductiva y este estudio respalda el hecho de que tratar a las mujeres embarazadas puede ser beneficioso”, dijo el Dr. Antonio Montresor, médico del Departamento de Control de Enfermedades Tropicales Desatendidas de la Organización Mundial de la Salud.

Estas infecciones se distribuyen ampliamente en las áreas tropicales y subtropicales del planeta. El mayor número se presenta en África subsahariana, América, China y Asia oriental.

Es por ello que la agencia ha recomendado durante mucho tiempo desparasitar a las mujeres en edad reproductiva después del primer trimestre de embarazo. Esta medida debe implementarse con mayor rigidez en áreas donde la prevalencia de infecciones por gusanos es del 20 por ciento o más.

Referencia:

Routine deworming during antenatal care decreases risk of neonatal mortality and low birthweight: A retrospective cohort of survey data. https://journals.plos.org/plosntds/article?id=10.1371/journal.pntd.0009282

Lea también:

Científicos trabajan en nuevo tratamiento para eliminar lombrices intestinales