Frasco con vacuna contra la COVID-19

A medida que la pandemia avanzaba, las noticias falsas eran cada vez más comunes e ingeniosas. Cuando los gobiernos comenzaron con la creación y producción de las vacunas, las noticias falsas se centraron en las vacunas, su origen, eficacia y sobre todo, los efectos secundarios.

Las noticias falsas utilizan información científica para hacer afirmaciones equivocadas sobre el coronavirus. La población general es muy influenciable en época de pandemia y las consecuencias pueden ser graves.

La vacuna contra el covid, los humanos transgénicos y el ADN

Como se explica en Ojo Público, se hizo viral un video donde un Doctor realizaba afirmaciones alarmantes sobre la vacuna. Una de ellas estaba relacionada con la inoculación de una fracción de ADN en el ser humano. Según este video, el fragmento tiene capacidad de modificar la genética del ser humano.

Así mismo, el Doctor afirma que los gobiernos buscan crear humanos “transgénicos” y volvernos más vulnerables a las enfermedades.

Pero, esta afirmación es totalmente falsa. Las vacunas no cuentan con fragmentos de ADN que nos modifican. Es cierto que se pueden crear genes nuevos por medio de otros procesos reales. En el portal informativo Yubrain, se explica que la recombinación genética es el proceso natural para crear genes modificados. Sucede cuando se combinan los genes de células provenientes del padre y la madre.

La recombinación genética sucede antes del nacimiento y no puede crear humanos transgénicos. Además, el término “transgénico” hace referencia a la modificación artificial de los genes, que se transmite y se expresa a la descendencia. Este caso sucede cuando se modifican algunos alimentos para que sean más resistentes y puedan crecer más rápido.

Las vacunas no tienen la capacidad de modificar al humano genéticamente. Para que esto sea medianamente posible, la modificación se debe realizar en un laboratorio especializado y trabajar con células germinales humanas. Esto es imposible con la tecnología actual.

Las vacunas son seguras y no pueden modificar al humano

Con la explicación anterior, la población puede estar tranquila con la seguridad de las vacunas y su incapacidad para modificar la genética del ser humano.

Aunque es cierto que existen muchas vacunas cuya fabricación y características son diferentes, todas tienen una características en común. Nos referimos a su seguridad e incapacidad para generar daños al cuerpo humano. Mucho menos pueden crear cambios genéticos en las personas.

Según publicaciones de la Organización Mundial de la Salud, los distintos tipos de vacunas son seguras y no debemos tener miedo de ellas.

Conclusión: Las vacunas son totalmente incapaces de modificar al humano

El miedo general no debe volcarse a las vacunas y el esfuerzo en producirlas. Más bien, la población general debe tener miedo a las noticias falsas y sus posibles consecuencias.

Las redes sociales están plagadas de estas noticias y pueden influenciar a millones de personas. Lo recomendable es confiar en las instituciones científicas reconocidas y avaladas por los gobiernos.

La organización mundial de la salud y la organización panamericana de la salud cuentan con información actualizada sobre la pandemia, que está al alcance de cualquier persona.