Bebé recién nacido bajo la luz.
Vía Pixabay.

La medicina se basa en la investigación y observación constante de las enfermedades y condiciones que aquejan al ser humano. Usualemente, a través de la repetición es posible identificar patrones y cómo contrarrestarlos. Pero, hay momentos en los que se presentan situaciones inéditas que nadie esperaba. Tal es el caso de este bebé recién nacido quien ya teniendo síndrome de Turner presentó incluso más condiciones de riesgo por problemas cardiacos.

El reporte del evento se dio a conocer en European Heart Journal – Case Reports. Detrás de él estuvieron los médicos Yeyoon Choi, Jodi Hoffman, Lizzeth Alarcon, Jennifer Pfau y Meena Bolourchi que estudiaron el caso desde cerca.

Según parece, esta sería la primera vez que un infante presenta una mezcla de tres diferentes condiciones cardiacas. Cada una de estas es independiente de la otra y, por lo general, no tenderían a aparecer juntas… hasta ahora.

Sobre los problemas cardiacos

En primer lugar, una de las condiciones relativamente más comunes que se presentaron durante este caso fue el síndrome de Turner. En resumen, se trata de un padecimiento que causa anomalías en el ritmo cardiaco, lo que puede hablar de una presión arterial alta o de y problemas estructurales en el sistema cardiovascular. Por lo general, este se presenta en 40 casos de cada 100 mil nacimientos.

Seguidamente, nos encontramos con las arritmias cardiacas, que también pueden ser comunes en los neonatos. Para el caso de la taquicardia supraventricular (TSV) –la más común entre las arritmias– la frecuencia es de aproximadamente 24,4 casos por cada 100 mil nacimientos. Esta, básicamente, causa un ritmo cardiaco particularmente acelerado en los recién nacidos.

Finalmente, uno de los problemas cardiacos más raros que se pueden encontrar en el caso de los bebés es el aleteo auricular. Usualmente, este se da en poco más de 2 entre 100 mil nacimientos y suele ser un evento único –es decir, se manifiesta una vez en la infancia y luego no vuelve a incidir–. Por lo que, en sí mismo es un fenómeno escaso y poco común.

El caso del bebé con la inédita mezcla de problemas cardiacos

Bebé recién nacido en mesa de médico.
Vía SnappyGoat.

Como lo mencionamos antes, hasta la fecha, no se consideraba que estas condiciones pudieran ir de la mano. A pesar de que todas tienen algún nivel de incidencia en los bebés, estas por lo general no se manifiestan juntas. Pero, ahora, vemos que su conjunción sí es posible.

De allí que se haya reportado el caso de este bebé que no solo tiene síndrome de Turner, sino que también ha dado señales de más problemas cardiacos como la taquicardia supraventricular y un raro aleteo auricular.

En otras palabras, el pequeño paciente mostró una conjunción paralela de los tres problemas cardiacos distintos. Con esto, se crea un evento único en la historia médica y se abre un nuevo camino de posibilidades para el estudio del trío de condiciones.

¿Qué implica esto para la medicina?

Descubrir el caso del bebé con la triada de problemas cardiacos aparentemente independientes no es solo un momento curioso de la historia médica. De hecho, este hallazgo inédito podría ayudar a los médicos a comprender mejor las tres condiciones y de qué forma se deben estudiar y tratar.

“Este caso ilustra que los bebés y niños con síndrome de Turner pueden estar en riesgo de trastornos del ritmo cardiovascular, como aleteo auricular o taquicardia supraventricular”, comentó Turner.

En otras palabras, los nuevos exámenes médicos para niños con síndrome de Turner también deberán buscar en profundidad por otros trastornos cardiovasculares. Ya que, como se ha comprobado, existe la posibilidad de que ellos aparezcan paralelamente en los infantes.

Referencia:

Neonatal arrhythmias in Turner syndrome: a case report and review of the literature: https://doi.org/10.1093/ehjcr/ytab160

Lea también:

Enfermedad de Kawasaki produce mayor riesgo de problemas cardíacos 10 años después