Momia egipcia antigua vendada que resultó ser una mujer embarazada.
Momia egipcia antigua en la colección del Museo Nacional de Varsovia. Crédito: Proyecto de la Momia de Varsovia/Facebook.

Aunque a veces sea difícil de aceptar, una de las mejores partes de ejercer la ciencia es que los resultados pueden contradecir totalmente nuestras expectativas. Fue precisamente esto lo que le ocurrió a un equipo de investigadores polacos que, al examinar una momia egipcia antigua que esperaban fuera un sacerdote varón, resultó ser una mujer embarazada.

El descubrimiento de que el cuerpo correspondía en realidad a una mujer y no al sacerdote Hor-Djehuti ocurrió realmente en 2016. Pero no fue sino hasta ahora que los rayos X y las pruebas de computadora revelaron que había un bebé de siete meses en su interior. Los hallazgos se publican formalmente en la revista Journal of Archaeological Science.

No era un sacerdote como se pensaba; era una mujer embarazada

La momia llegó a Varsovia en 1826 con una inscripción en su ataúd que la identificaba como un sacerdote de nombre masculino. Pero, al proceder a examinarla bajo los vendajes, notaron que no tenía pene; su cuerpo exhibía senos y cabello largo, dos rasgos característicos del cuerpo femenino.

“Los egipcios momifican este órgano”, dijo Marzena Ozarek-Szilke, antropóloga y arqueóloga de la Universidad de Varsovia a The Associated Press. “Por lo general, está bien conservado”.

Dos científicas con batas blancas realizando tomografía a una momia egipcia vendada.
La momia se encontraba en ataúd con el nombre de un sacerdote varón, pero resultó ser una mujer. Crédito: Jacek Turczyk/PAP.

Los investigadores realizaron una reconstrucción tridimensional del cuerpo usando tecnología tomográfica para conocer más detalles. Para ello, no fue necesario ni siquiera desenvolverla de sus vendajes.

Finalmente, obtuvieron un modelo 3D que mostró un largo cabello rizado que caía hasta sus hombros, además de senos momificados. Pero tras confirmar sus sospechas, descubrieron algo más magnífico aún: un bebé dentro de su abdomen.

Un feto dentro de una momia egipcia

Imagen obtenida de diferentes pruebas en la que se observa un feto en el útero de la momia egipcia de Varsovia.
Tomografías y radiografías revelaron un bebé dentro de la momia femenina. Crédito: Proyecto de la Momia de Varsovia/Facebook.

“Estábamos a punto de concluir el proyecto cuando mi esposo Stanislaw, un arqueólogo egipcio, miró las imágenes de rayos X y vio en el útero de la mujer fallecida un pie pequeño”, añadió Ozarek-Szilke. “Cuando vimos el pie meñique y luego la manita del feto, nos quedamos realmente impactados”.

Los resultados sugieren que la mujer tenía entre 20 y 30 años cuando fue momificada; asimismo, el tamaño del cráneo del feto sugiere que tenía entre 26 y 28 semanas de embarazo. Sin embargo, no han logrado determinar el sexo del bebé.

Tampoco se sabe por qué el bebé no fue extraído del abdomen de la mujer embarazada antes de la momificación. A pesar de ello, los investigadores destacan que este hallazgo en particular podría ayudar a aprender sobre el embarazo y el tratamiento de complicaciones en el Antiguo Egipto.

La primera momia egipcia de una mujer embarazada

“Por eso esta momia es realmente especial”, dijo Wojciech Ejsmond del Instituto de Culturas Mediterráneas y Orientales de la Academia de Ciencias de Polonia. “Esto significa que ‘nuestra’ momia es la única, hasta ahora reconocida en el mundo, con un feto en el útero”.

La excelente calidad del embalsamamiento también sugiere que el proceso podría haberse realizado mucho antes del siglo I a.C. Por esta y todas las razones descritas, esta momia es especial. Se trata del primer caso conocido en el mundo de una momia antigua tan bien conservada de una mujer embarazada.

Referencia:

World’s first pregnant Egyptian mummy uncovered in Warsaw. https://www.thefirstnews.com/article/worlds-first-pregnant-egyptian-mummy-uncovered-in-warsaw-21588

Lea también:

Arqueólogos desentierran 110 tumbas egipcias con un par de bebés a lo largo del Nilo