Bandeja con alimentos procesados típicos de una dieta occidental: papas fritas, gaseosa, hamburguesas.

Numerosos estudios han encontrado vínculos estrechos entre el consumo frecuente de comida procesada y malos resultados en la salud de los humanos. Un nuevo trabajo de la Universidad Estatal de Georgia se suma a ellos, al demostrar que los alimentos procesados pueden aumentar el riesgo de infecciones crónicas.

En su artículo en la revista PLOS Pathogens, los investigadores informan que el cambio de una dieta rica en fibra a una dieta de estilo occidental redujo sustancialmente las poblaciones de bacterias intestinales en ratones. Y, a largo plazo, estas mostraron mayor predisposición a infecciones crónicas y a resistencia a la insulina, una condición que precede a la diabetes.

Microbiota intestinal y su función protectora

La microbiota intestinal, que no es más que los microorganismos que habitan el intestino, cumplen una variedad de funciones beneficiosas para sus huéspedes; una de ellas es la protección frente a infecciones causadas por agentes patógenos.

Y, como dicen mucho, el sistema inmune empieza en el intestino. Aunque muchos factores pueden influir en la calidad de nuestras defensas, la dieta es uno de los más importantes. En este sentido, una alimentación balanceada que además incluya carbohidratos complejos como la fibra es uno de los pasos primordiales para gozar de buena salud.

Alimentos con poca fibra desfavorecen la microbiota intestinal

Pero en Occidente, las dietas están lejos de cumplir con dicho requerimiento. La dieta occidental suele incluir alimentos procesados, carnes rojas, productos lácteos con alto contenido de grasa, productos ricos en azucar y enlatados. Y, continuando con la idea anterior, la mayoría de sus componentes carecen de la fibra necesaria para favorecer la microbiota intestinal.

Esto podría explicar por qué ha aumentado la prevalencia de enfermedades inflamatorias crónicas como la enfermedad inflamatoria intestinal, el síndrome metabólico y el cáncer en los humanos.

Ratones alimentados con alimentos procesados eran más propensos a una infección crónica

Pero en este estudio, los investigadores se enfocaron en afecciones más inmediatas, como las infecciones. Entonces cambiaron la dieta de ratones alimentados con granos a una de estilo occidental, alta en grasas y con bajo contenido de fibra. Después de ello, notaron que el cambio ocasionó una rápida reducción en la cantidad de bacterias intestinales.

Los ratones alimentados con dieta de estilo occidental eran menos capaces de eliminar la bacteria Citrobacter rodentium del colon. Además, eran propensos a desarrollar infección crónica con este mismo patógeno. Cabe destacar que la Citrobacter rodentium causa infecciones similares a las causadas por Escherichia coli.

Infección crónica vinculada a inflamación y resistencia a la insulina

Los investigadores notaron que alimentar a los ratones con alimentos procesados en lugar de su comida estándar a base de granos para roedores alteró la dinámica de infección por Citrobacter. Inicialmente, se redujo la colonización bacteriana y la inflamación, pero los que siguieron esta dieta con frecuencia desarrollaron una infección persistente que se asoció con una inflamación leve y resistencia a la insulina.

“Estos estudios demuestran el potencial de alterar la microbiota y sus metabolitos por la dieta para afectar el curso y las consecuencias de la infección después de la exposición a un patógeno intestinal”, dice el coautor principal Andrew Gewirtz, profesor del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad Estatal de Georgia.

Los resultados sugieren que incluir nutrientes que promuevan la proliferación de bacterias beneficiosas que compitan con las nocivas puede ayudar a mejorar la salud en general. De modo que ahora tenemos una razón más para incluir ingredientes ricos en fibra en nuestra alimentación diaria.

Referencia:

Western-style diet impedes colonization and clearance of Citrobacter rodentium. https://journals.plos.org/plospathogens/article?id=10.1371/journal.ppat.1009497

Lea también:

Descubre por qué los alimentos integrales son mejores para tu salud