Las drogas con efectos psicodélicos han demostrado con el paso del tiempo que pueden ser efectivas para mucho más que solo darse un “viaje”. De hecho, son capaces de estimular la plasticidad neuronal y mejorar el estado de ánimo de sus usuarios, ayudándolos a combatir estados depresivos. Sin embargo, los elementos alucinógenos que van de la mano con las drogas psicodélicas han limitado su uso.

Ahora, una nueva investigación podría ofrecer la solución a esta situación: solo hay que buscar drogas psicodélicas que no sean alucinógenas. El problema acá siempre ha sido el cómo. Pero, gracias a un nuevo sensor, diseñado por los investigadores guiados por el científico Lin Tian, esto podría dejar de ser un impedimento.

El ‘psychLight’, como se ha identificado al aparato, debería ser capaz de identificar los compuestos que desencadenen reacciones en el cerebro similares a las causadas por las drogas psicodélicas, pero sin activar los efectos alucinógenos.

¿De verdad existen drogas psicodélicas sin alucinógenos?

Sí, solo tenemos que descubrirlas. Por ahora, se sabe que drogas ilegales como el LCD y la psilocibina pueden ser efectivas contra la depresión. Esto sobre todo cuando los pacientes no responden bien a los medicamentos antidepresivos preexistentes.

Sin embargo, los efectos alucinógenos de estas drogas psicodélicas hacen que las sesiones de tratamiento sean largas (de hasta 8 horas) y que requieran de continua supervisión de al menos dos terapeutas. Como resultado, aunque se han aprobado ensayos clínicos con algunas drogas aún ilegales como la psilocibina, los tratamientos con ellas siguen siendo complicados e inasequibles para la mayoría. Todo debido al factor alucinógeno de estas drogas.

Ahora, con el psychLight podría ser posible identificar otros compuestos que puedan ofrecer los mismos efectos que la psilocibina o el LCD, pero sin causar alucinaciones. Por los momentos, se han visto resultados positivos para este sensor al ser utilizado en ratones

Un momento que marca la diferencia en el estudio de las drogas psicodélicas

A pesar de que las investigaciones sobre estos compuestos nunca se han detenido por completo, su cantidad ha disminuido exponencialmente. Todo debido a la falta de apoyo que han tenido desde que se clasificaron como ilegales. Como resultado, los estudios sobre sus propiedades beneficiosas en la medicina y la psiquiatría se han ralentizado.

En el 2020, los científicos pidieron que se reconsideraran las limitaciones para la investigación de estas drogas. Ahora, en el 2021, este nuevo experimento muestra el potencial que podríamos desbloquear que si permitimos que la ciencia haga su trabajo sin trabas.

Después de todo, con su avance podrían pronto descubrirse nuevos tipos de medicamentos contra la depresión. Unos que tengan las mismas propiedades que las drogas psicodélicas, pero que, a su vez, no tengan riesgo de causar efectos alucinógenos.

Hasta la fecha, al menos un candidato posible se ha descubierto durante las pruebas en ratones: el compuesto AAZ-A-154, creado por Tian y Dave Olson, quien también participó en el estudio publicado recientemente en la revista Cell. De continuar por este camino, en el futuro, nuevos candidatos podrían ponerse también sobre la mesa.

Referencia:

Psychedelic-inspired drug discovery using an engineered biosensor: https://www.cell.com/cell/fulltext/S0092-8674(21)00374-3e

Lea también:

¿El efecto de las microdosis de drogas psicodélicas es real o solo un placebo?