Coronavirus causante de la COVID-19.

A más de un año de la detección de los primeros casos de infección con el coronavirus, el SARS-CoV-2 sigue sorprendiendo a la comunidad científica. Los hallazgos de un nuevo estudio publicado en la revista Frontiers in Immunology asocia el diagnóstico de COVID-19 con una enfermedad neurológica rara denominada mielitis transversa aguda.

Los investigadores a cargo del trabajo concluyeron que se trata de una complicación inesperadamente frecuente de la COVID-19, que también se observó durante los ensayos clínicos de la vacuna británica AZD1222. Y aunque varios estudios han identificado estragos neurológicos causados por la infección, el equipo recomienda mejorar la vigilancia de estos casos.

Mielitis transversa aguda durante y después de la infección por COVID-19

El estudio consistió en una revisión de la literatura científica disponible hasta ahora sobre la COVID-19. Su descubrimiento fue inesperado: una enfermedad neurológica aparentemente derivada de la infección que en 43 pacientes distribuidos en 21 países. Entre ellos, había 23 hombres y 20 mujeres con edades comprendidas entre 21 y 73 años, salvo tres casos pediátricos.

Los pacientes desarrollaron lesiones en la médula espinal después de contraer el coronavirus; esto derivó en síntomas que incluyeron parálisis aguda (cuadriplejía, en 58 por ciento de los casos, y paraplejía, en el 42 por ciento), déficit a nivel sensorial y disfunción de los esfínteres e intestinos. Ocho pacientes, principalmente mujeres, desarrollaron encefalomielitis diseminada aguda.

“Todos los pacientes tenían características típicas de mielitis transversa aguda con inicio agudo de parálisis, nivel sensorial y déficit de esfínteres debido a lesiones de la médula espinal demostradas por imágenes”.

Casos de enfermedad neurológica durante ensayos de la vacuna contra COVID-19 de AstraZeneca

Conviene recordar que la mielitis transversa aguda tiene una variedad de causas que van desde infecciones hasta la inyección de vacunas para prevenirlas. De hecho, durante la segunda mitad del año pasado, la atención de los medios se centró en los casos ocurridos entre participantes de los ensayos clínicos de la vacuna contra COVID-19 desarrollada por los científicos de la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca.

La mielitis aguda transversa es una enfermedad neurológica poco común que afecta entre 1,34 y 4,6 personas por cada millón cada año. Comparado con los casos reportados en esta revisión, la ocurrencia es extremadamente elevada en comparación con los datos pre pandemia, incluyendo los tres casos detectados entre los 11,636 participantes en los ensayos de la vacuna AZD1222.

Antígenos que van a la médula espinal detrás de la enfermedad neurológica

Y aunque el estudio no se centró en encontrar una explicación para esta prevalencia, los investigadores ya manejan algunas hipótesis.

“Ocurre de forma aguda en un pequeño número de pacientes como una manifestación infecciosa, pero la mayoría de los casos de mielitis transversa aguda asociado al SARS-CoV-2 tienen períodos de latencia más largos que sugieren un origen pos infeccioso”.

Por su aparente tendencia pos infecciosa, existe la posibilidad de que los antígenos virales en el SARS-CoV-2 se dirijan a la médula espinal y desencadenen mecanismos inmunitarios que den lugar a la enfermedad neurológica tras la COVID-19. Esto podría explicar también los casos reportados durante las pruebas masivas de la vacuna británica.

Referencia:

Acute Transverse Myelitis (ATM):Clinical Review of 43 Patients With COVID-19-Associated ATM and 3 Post-Vaccination ATM Serious Adverse Events With the ChAdOx1 nCoV-19 Vaccine (AZD1222). https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fimmu.2021.653786/full

Lea también:

9 razones por las que no deberías temer a la vacuna contra COVID-19