Las noticias sobre el COVID-19 no se han detenido desde el inicio de la pandemia, en enero del 2020. Pero, ahora que nos encontramos en una nueva fase de nuestra lucha contra él, empezamos a toparnos con nuevos escenarios que no nos habríamos esperado. Tal es el caso de la vacuna de Pzifer y BioNTech que, según reportó BBC, tiene una versión falsa que circula en países como Polonia y México.

¿Cómo se identificó la vacuna falsa que imitaba a Pfizer?

En ambos casos, los lotes de vacunas de proveniencia sospechosa fueron incautados por los gobiernos mexicanos y polacos. Poco después, una vez se realizaron los respectivos análisis a los compuestos, se pudo determinar que, en realidad, la supuesta vacuna era una versión falsa que imitaba a la de Pfizer.

Dentro de México, se vio que la imitación contaba con etiquetas falsificadas que la identificaban como proveniente del convenio Pfizer-BioNTech. Según el Wall Street Journal, al menos 80 personas en una clínica mexicana recibieron estas dosis falsas.

Vacuna contra el COVID-19 junto a los logos de Pfizer y BioNTech.
Crédito: Олександр Луценко. Vía stock.adobe.com

Según las declaraciones de Hugo López-Gatell, portavoz del gobierno mexicano, las vacunas falsas fueron identificadas por la policía cibernética. Todo debido a que comenzaron a ofrecerse en redes sociales por hasta 2.500 dólares cada inyección.

Por su parte, en Polonia lograron determinar que el compuesto sustituto se trataba de algún tipo de tratamiento contra las arrugas. Según ha declarado el gobierno polaco, nadie llegó a recibir ninguna dosis de la vacuna falsa de Pfizer que se incautó en el apartamento de un hombre.

En ambos países ya se han realizado arrestos relacionados con la estafa.

¿Qué tipo de riesgos trae esto?

Según parece, ninguno de los vacunados con esta versión falsa de la vacuna de Pfizer ha experimentado efectos secundarios. Por lo que, al menos se sabe que la impostora no es dañina directamente para la salud de las personas.

Sin embargo, esto no implica que no debamos preocuparnos por ella. Tal como lo ha dicho la Organización Mundial de la Salud (OMS), las vacunas falsas “suponen un grave riesgo para la salud pública mundial”. Después de todo, aunque no producen un efecto adverso, tampoco dan a las personas la protección que prometen.

Como resultado, los individuos, creyéndose protegidos, podrían exponerse a situaciones donde el contagio del COVID-19, u otra enfermedad, sería inminente. Para evitar esto, la OMS ha solicitado que se redoblen los esfuerzos por ubicar a estas impostoras y de forma que se las pueda sacar de circulación.

¿Por qué ha surgido una vacuna falsa?

En resumen, el jefe de seguridad de Pfizer, Lev Kubiak, comenta que la situación con la vacuna falsa se debe a dos factores. Por un lado, nos encontramos con una demanda global por la vacuna y, por otro, con una escasez en su suministro que aún no se ha podido resolver.

Como consecuencia, se abrió la oportunidad para que estafadores se aprovecharan de la premura de las personas por ser vacunadas. De esta forma, convencen a sus víctimas de son la alternativa perfecta para conseguir una vacuna de inmediato, pero por un precio mucho más elevado que el promedio.

“Tenemos una oferta muy limitada, una oferta que aumentará a medida que aumentemos y otras empresas ingresen al espacio de las vacunas. Mientras tanto, hay una oportunidad perfecta para los delincuentes”, comentó Kubiak al Wall Street Journal.

Lea también:

Vacuna contra COVID-19 de Pfizer podría necesitar dosis de refuerzo anuales

Escribir un comentario