puesta del sol
Vía: Pixabay

El camino hacia la electrificación de los automóviles es más que claro. En los últimos meses, hemos visto muchas empresas sumarse a este mercado, con miras de desarrollar sus propios vehículos eléctricos. Se sabe que estos autos contribuyen de forma positiva a nuestro ecosistema, pero, más allá de suplir combustibles fósiles, ¿cuáles son las ventajas ambientales que ofrecen?

Antes de responder a esa pregunta, imaginemos un automóvil tradicional. ¿Qué es lo primero que llega a tu mente? Posiblemente sean imágenes de emisiones de dióxido de carbono, colas de autos en estaciones de combustión… o molestos ruidos. Evidentemente, factores pocos amigables con el medio ambiente. Por el contrario, con la llegada de los vehículos eléctricos esto está cambiando. Exploremos algunos de los pros que nos ofrecen.

Cero emisiones de gases de efecto invernadero

A diferencia de los autos de combustibles fósiles, los vehículos eléctricos no emiten gases de efecto invernadero, es decir, no son enemigos del medio del medio ambiente. Por tanto, contribuyen con la sustentabilidad de la atmósfera terrestre.

Tubo de escape de un carro
Los vehículos eléctricos no generan gases de efecto invernadero

Por consiguiente, favorecen la calidad del aire que respiramos. En este caso, no solo La Tierra se beneficia, también nosotros lo hacemos. Es por ello que muchos países están adoptando esta modalidad de conducción. Para muestra, tenemos a China. Esta región impulsa el desarrollo de los autos eléctricos por dos motivos principales: independizarse del petróleo y contribuir con el carbono cero.

Uso de fuentes renovables

Anteriormente comentábamos que los coches eléctricos no emiten gases contaminantes. Esto se debe a que se cargan, lógicamente, con electricidad. Esta se puede generar mediante fuentes renovables. En consecuencia el impacto al medio ambiente es menor en comparación con las fuentes tradicionales.

Paneles solares
La energía que usan los automóviles eléctricos podría venir de panales solares, una forma amigable de contribuir con medio el ambiente

Incluso, si se utilizara energía proveniente de fuentes de energías tradicionales, el impacto al ambiente sigue siendo menor. El uso de un litro de aceite para generar energía eléctrica tiene más valor que un litro de gasolina empleado directamente en un vehículo de combustión.

Disminución de la contaminación acústica

Otra gran ventaja de los autos eléctricos es que son sumamente silenciosos. Por ende, se convierten en una excelente herramienta para reducir los niveles de contaminación acústica. De hecho, se ha demostrado que la contaminación sonora producida por el ser humano impacta negativamente en animales que tiene un papel de vital importancia en la polinización y dispersión de semillas.

Abejas en el proceso de polinización
Los automóviles eléctricos ayudan a preservar el proceso de polinización.

Como bien se sabe la polinización es fundamental para la producción de semillas y frutas. Lo que quiere decir que es un proceso vital para el mantenimiento de la vida. Como puedes notar es un tema bastante delicado, donde los autos eléctricos llegan para jugar un papel primordial.

Empleo de materiales reciclables

Algunos fabricantes automotrices emplean materiales reciclables para construir uno que otro componente en los automóviles eléctricos. Estos pueden ser asientos, puertas y tableros.

Para ejemplificar este caso, tomamos el caso planteado por Admiral. La web señala que una cuarta parte del i3 eléctrico “está hecho de plásticos reciclados y materiales renovables, mientras que el 95% del automóvil se puede reciclar”. Esto quiere decir que una vez el auto cumpla su vida útil, aún se podrán utilizar. Claro está, en la fabricación de otros productos.

Como puedes notar, un automóvil eléctrico es sinónimo de tecnología eficiente. Además, de representar un medio para llegar al carbono cero y garantizar la sustentabilidad de nuestro planeta.

Lea también:

¿Por qué los automóviles eléctricos son más seguros que los tradicionales?