Dos calaveras
Vía: Pixabay

¿Una calavera que imita mis movimientos? ¿Esto es posible? Probablemente sean las dudas que te genere el título de este artículo. Pero, sí, es posible. Todo ello es gracias Mike McGurrin, programador y especialista en robótica, quien ha desarrollado una gorra inalámbrica de bricolaje que permite controlar los movimientos de una calavera.

McGurrin ha desarrollado un robot compuesto por un par de computadoras Raspberry Pi, sensores de posición y un “sistema que utiliza una unidad de medición inercial Adafruit para impulsar un servomotor”.

Un sistema que copia el movimiento del otro

Como se aprecia en el video, McGurrin usa una gorra con un pequeño robot pegado en la visera. Este aparato genera movimientos que son copiados por el otro dispositivo instalado en la calavera. En efecto, logra que el espeluznante cráneo realice movimientos hacia arriba, abajo y a los lados. Lo llamativo de esta tecnología es el instrumento que se ha usado para probarla. Una forma muy peculiar de meter a la muerte en asuntos de robótica. En relación al tema, el ingeniero expresó:

“Hace unos años presenté mi proyecto de Yorick Alexa en una reunión local de Hack & Tell. En la reunión, alguien me preguntó si podía conectar un micrófono para proporcionar la voz, en lugar de Alexa. Ese es un cambio bastante trivial (mucho más fácil que hacer que Alexa interactúe en primer lugar), pero a partir de eso, tuve la idea de capturar los movimientos de la cabeza de una persona para el cráneo en tiempo real, en lugar de usar rutinas repetidas preenvasadas. Este proyecto Mimic fue el resultado”.

Si bien la gorra de bricolaje permite controlar los movimientos de un cráneo, aun no se logra que la mandíbula se abra y se cierra. De lograrlo, podría emplearse en diferentes proyectos orientados a otras áreas, donde el centro de atención se base en usar tenebrosas calaveras.

Lea también:

¿Este cráneo milenario perteneció o no a uno de nuestros ancestros?