Vista exterior de la Agencia Europea de Medicamentos, EMA, Ámsterdam, Países Bajos.
Agencia Europea de Medicamentos, EMA. Crédito: Peter Dejong/AP Photo.

Los extraños casos de coagulación detectados en personas que recibieron la vacuna de Johnson & Johnson están en proceso de investigación por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés), el regulador sanitario de la Unión Europea (UE). Y, a esperas de sus resultados y nuevas instrucciones de uso, varios países mantienen en almacenamiento millones de dosis.

Coagulación de sangre vinculada a la vacuna contra COVID-19 de Johnson & Johnson

Como informamos la semana pasada, los expertos de los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) y de la Food and Drugs Administration (FDA) recomendaron suspender la distribución de la vacuna contra COVID-19 desarrollada por el gigante farmacéutico Johnson & Johnson.

La razón ya ha hecho eco en todo el mundo. Se detectar seis casos raros de coagulación entre casi 7 millones de personas que habían recibido la inyección en los Estados Unidos. La noticia, por supuesto, causó conmoción ya que sería la segunda, después de la vacuna de la Universidad de Oxford y AstraZeneca, que causa episodios de este tipo.

Una vez más, la EMA se vio en la necesidad de hacer una investigación minuciosa de los casos y determinar su posible vínculo con la vacuna. Ante esto, la misma compañía aconsejó a los gobiernos europeos almacenar las dosis que habían adquirido hasta que el regulador emitiera su veredicto.

Coagulación y plaquetas bajas tras recibir la vacuna

Hasta el momento, se sabe que los coágulos de sangre relacionados con la vacuna J&J no siguen los patrones habituales. En primer lugar, se han producido en partes inusuales del cuerpo, como las venas que drenan la sangre del cerebro. Además, los pacientes muestran niveles anormalmente bajos de plaquetas en la sangre, algo totalmente incongruente con un evento de coagulación.

Manos sosteniendo una caja de vacunas Johnson & Johnson vinculada a eventos de coagulación.
Vacuna contra COVID-19 de Johnson & Johnson. Crédito: Szilard Koszticsak/AP.

Para la vacuna de AstraZeneca, los científicos de Noruega y Alemania sugieren que los episodios trombóticos se deben a una respuesta inmunitaria anormal. Puede que el sistema forme anticuerpos que atacan a sus propias plaquetas tras recibir la inyección, pero no se sabe si esta misma lógica aplica para la vacuna de Johnson & Johnson.

Sin embargo, tantos estas como las fabricadas en China y en Rusia están diseñadas con la misma tecnología. Usan un adenovirus inactivado que transporta la proteína pico que recubre el coronavirus y que el sistema inmunológico reacciona ante ella para proporcionar una respuesta duradera sin enfermedad.

Eleanor Riley, profesora de inmunología y enfermedades infecciosas en la Universidad de Edimburgo cree que estos casos podrían estar vinculados a este diseño. “Está aumentando la sospecha de que estos casos raros de coagulación pueden ser provocados por el componente de adenovirus de las vacunas AstraZeneca y Johnson & Johnson”, dijo.

Un golpe más para la lucha contra la pandemia

Cabe destacar que la Unión Europea ordenó 200 millones de dosis de la vacuna de Johnson & Johnson para 2021. Y aunque la distribución de la inyección aún no había comenzado en Europa, la retención constituyó un nuevo golpe para la lucha contra la pandemia que azota al mundo desde el año pasado.

No está demás recordar que las dificultades logísticas y de fabricación también han entorpecido y retrasado el proceso de inmunización. A ello se suman ahora los casos de trombosis para dos de las últimas opciones aprobadas, que prometían acelerar el camino hacia el fin de la pandemia.

Pero a los expertos no solo les preocupan los casos de coágulos de sangre, que siguen siendo muy pocos respecto a la cantidad de infecciones administradas. También existe la posibilidad de que la interrupción temporal de la distribución de las vacunas de Johnson & Johnson y AstraZeneca socave aún más la confianza del público y entorpezca los logros obtenidos en tiempo récord.

Los beneficios siguen superando los riesgos… hasta el momento

A pesar de ello, los expertos parecen coincidir en lo mismo: los beneficios que ofrece la inyección son superiores a los riesgos. Este lunes, el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que la semana pasada se confirmaron más de 5 millones de infecciones de COVID-19 en todo el mundo. Por si fuera poco, las hospitalizaciones entre los jóvenes estaban “aumentando a un ritmo alarmante”.

Para Riley, aún se necesitan más datos, los cuales proporcionará la guía que emitirá la EMA este martes. Pero, hasta el momento, “sigue siendo cierto que para la gran mayoría de los adultos en Europa y Estados Unidos, los riesgos asociados con contraer COVID-19 superan con creces cualquier riesgo de ser vacunados”.

Referencia:

EU regulator prepares to issue advice on use of J&J vaccine. https://medicalxpress.com/news/2021-04-eu-issue-advice-jj-vaccine.html

Lea también:

¿La vacuna contra COVID-19 de AstraZeneca realmente puede causar coagulación sanguínea?