Mujer vestida con ropa deportiva negra sosteniendo un termo mientras monta una bicicleta.

Mantener nuestro cuerpo activo, bien a lo largo del día o dedicando algunas horas a un entrenamiento, es uno de los hábitos más saludables que podemos adoptar. A pesar de ello, existen ciertos factores que pueden limitar significativamente los beneficios del ejercicio físico, y un nuevo estudio suma a la lista los antihistamínicos.

Los investigadores de la Universidad de Gante y la Universidad de Copenhague informan en la revista Science Advances que antihistamínicos como Allegra o Pepcid pueden reducir los beneficio al limitar el aumento del flujo sanguíneo.

La histamina y su papel en la regulación del flujo sanguíneo

Nuestro cuerpo es capaz de producir una sustancia química denominada histamina. Las razones por las que lo hacen son variadas, pero en este caso nos centraremos en su papel en la regulación del flujo sanguíneo en los músculos.

Cuando hacemos ejercicio, aumenta el flujo sanguíneo en los músculos, lo cual favorece tanto su recuperación como su desarrollo. Y ya que la histamina está involucrada en el proceso, los investigadores se preguntaron si bloquear la sustancia con el uso de antihistamínicos antes, durante o después del ejercicio tendría algún efecto sobre sus beneficios.

Rutina en bicicleta con y sin antihistamínicos

Entonces diseñaron dos experimentos, uno de una sola sesión y otro que durarías varias semanas, en los que administraron los medicamentos a individuos humanos mientras cumplían ciertos regímenes de ejercicio.

En el primero, seis hombres y dos mujeres montaron una bicicleta estática durante 40 minutos sin ingerir ningún antihistamínico. Luego, volvieron a hacerlo durante la misma cantidad de tiempo, pero después de tomar antihistamínicos para bloquear los receptores de histamina H1 y H2.

En el segundo experimento, 18 hombres también montaron bicicleta; la mitad de ellos recibió antihistamínicos, mientras que la otra mitad no. Luego, cada grupo completó un régimen de entrenamiento de seis semanas en las bicicletas que incluía una rutina de tres veces por semana. Una vez culminado, repitieron el ejercicio hecho al principio del experimento.

Antihistamínicos limitan los beneficios que ofrece el ejercicio físico

Hombre caucásico con barba con una mano sobre su frente con expresión de frustración mientras sostiene con la otra una pesa al hacer ejercicio.

En ambas dinámicas los investigadores midieron los mismos marcadores: la frecuencia cardíaca, la presión arterial y el flujo sanguíneo para comparar los efectos del medicamento. Así descubrieron que los antihistamínicos en el primer grupo resultó en un menor aumento del flujo sanguíneo a los músculos durante el ejercicio.

Los resultados de la segunda experiencia fueron similares a los de la primera. Los investigadores encontraron que los voluntarios que recibieron antihistamínicos experimentaron muy poca mejora en la eficiencia del ejercicio, el flujo sanguíneo o el crecimiento muscular.

Estudio nos demuestra que no solo los hábitos alimenticios o la disciplina pueden influir en los resultados que obtengamos en nuestro entrenamiento. Los antihistamínicos parecen disminuir en cierta forma los beneficios del ejercicio, un aspecto que debe tomarse en cuenta para optimizar la rutina, sobre todo por el amplio consumo de estos fármacos para tratar alergias.

Referencia:

Histamine H1 and H2 receptors are essential transducers of the integrative exercise training response in humans. https://advances.sciencemag.org/content/7/16/eabf2856

Lea también:

Vinculan antihistamínicos con problemas de fertilidad masculina