El sistema de seguridad de Tesla ha sido objeto de críticas por presuntamente violar la privacidad de sus usuarios. Sin embargo, recientemente, ha sido bien visto por ayudar a la policía a atrapar a una persona por cometer crímenes de odio.

En este caso, las autoridades policiales han atrapado a Dushko Vulchev. Se trata de un hombre de 44 años, residente de Maine, quien venía cometiendo acciones de odio en contra de una congregación afroamericana ubicada en este estado desde diciembre de 2020.

Al parecer, este individuo incendió la Iglesia Presbiteriana Comunitaria Martin Luther King Jr. de Springfield. En efecto, gran parte de la construcción se destruyó, ocasionando pérdidas considerables para la congregación.

El sistema de cámaras de Tesla fue vital para dar con Vulchev

Además que quemar la iglesia, este hombre es sospechoso de una “serie de cortes de neumáticos” de autos pertenecientes a personas de color. Precisamente, una de estas acciones fue la que ayudó a la policía a dar con el presunto delincuente. Esto debido a que el hombre se topó con el auto equivocado, un tesla equipado con un potente sistema de seguridad compuesto por muchas cámaras.

Dushko Vulchev, el delincuente atrapado por el FBI gracias a un Tesla
Dushko Vulchev, el delincuente atrapado por el FBI gracias a un Tesla

De acuerdo al FBI, el vándalo había cortado las llantas y posteriormente había regresado para robarlas. Para mala de suerte de Vulchev, las escenas quedaron grabadas. Esto le permitió a la policía obtener una variedad de imágenes que facilitaron la búsqueda y el paradero del delincuente. Al respecto, un agente del FBI declaró:

“Basado en mi entrenamiento, experiencia y esta investigación, soy consciente de que el Tesla mencionado anteriormente está equipado con cámaras en varios puntos alrededor del cuerpo. He revisado las imágenes de video recuperadas del Tesla que muestran a un individuo que puedo identificar como Vulchev… Las imágenes de video del Tesla muestran a Vulchev a corta distancia agachado cerca del Tesla y usando una llanta para quitar las ruedas”.

El vándalo enfrenta cuatro cargos

Las imágenes suministradas por Tesla, los archivos proporcionados por el sistema de vigilancia local de Springfield, más los mensajes de odio hallados en los dispositivos de Dushko Vulchev sirvieron para construir un caso. Ahora, este vándalo enfrenta cuatro cargos por daños a la propiedad privada. De resultar culpable, podría pasar muchos años en prisión.

Pese a las críticas que ha recibido Tesla en relación al software de sus vehículos, en este caso, ha sido vital para capturar a una persona por crímenes de odio. De seguro esto servirá de escarmiento para otros malhechores que intenten vulnerar este tipo de vehículos.

Lea también:

Redes sociales promueven el “extremismo violento”, dice el director del FBI

Escribir un comentario