Serie de bombillas, donde unos tienen más luz que otros
Vía: Pixabay

Una investigación publicada en la revista Frontiers in Virtual Reality señala que el uso de representaciones virtuales de humanos puede ayudar a las personas a desarrollar mejores habilidades de liderazgo.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores recurrieron herramientas de realidad virtual (VR), además de software y hardware de resonancia magnética. En conjunto, estas permitieron estudiar a treinta personas, las cuales se dividieron en tres grupos, que posteriormente fueron capacitadas bajo “un modelo de liderazgo conocido”.

Los participantes del estudio se dividieron en tres grupos

Además de crear entornos basados en realidad virtual, los investigadores diseñaron ocho representaciones virtuales de seres humanos. Esto para que pudieran interactuar con las personas que forma que formaron parte del estudio.

Humanos virtuales diseñados por el equipo de investigación

Tal como comentamos, los participantes se dividieron en tres grupos. En el primero, los aprendices de liderazgo interactuaron con dos actores humanos (completamente de carne y hueso) que cumplieron el rol de subordinados. Por tanto, la interrelación fue totalmente humana y en un ambiente real.

Mientras tanto, el segundo grupo se sometió a un entorno de realidad virtual. Aquí, las representaciones virtuales de humanos se sugestionaron a las habilidades de liderazgo de estas personas.

A diferencia de los dos primeros grupos, el tercer conjunto de participantes pudo practicar sus habilidades en un entorno mixto. En este, los investigadores aplicaron “resonancia magnética donde los participantes podían ver humanos virtuales en un espacio de oficina real”.

Todos los grupos mejoraron sus habilidades

Personas alrededor de un escritorio

Tras el estudio, los investigadores determinaron que las 30 personas, indistintamente del grupo en el que se encontraban, habían mejorado sus habilidades de liderazgo. “El hallazgo más notable es que se ha demostrado que los actores humanos virtuales son tan efectivos como los actores humanos reales para apoyar la práctica de las habilidades de liderazgo”, indicó Gonzalo Suárez, investigador principal del artículo.

Esta investigación deja claro que las tecnologías de realidad extendida (XR), es decir, sistemas que combinan entornos virtuales y reales, pueden ser realmente efectivas para avivar la interacción entre humanos y máquinas. De esta forma contribuyen a desarrollar nuevas y mejores habilidades de aprendizaje en “múltiples escenarios que pueden ser demasiado peligrosos o costosos para replicar en el mundo real”.

Lea también: 

Realidad virtual: un aliado de la medicina