Planta de marihuana frente a fondo con árboles y cielo azul.
Vía Pixabay.

A estas alturas, los productos derivados de la planta cannabis sativa son de los más utilizados mundialmente con fines recreativos –secundando solo al alcohol–. En general, se sabe que su uso presenta tanto consecuencias negativas como beneficios para el organismo. Sin embargo, es poco lo que se sabe sobre sus efectos a largo plazo. De allí que se haya desarrollado una nueva investigación para entender el efecto del consumo precoz de marihuana en la salud del corazón.

El estudio, publicado en Journal of Applied Physiology, estuvo en las manos de Christian P. Cheung, Alexandra M. Coates, Philip J. Millar y Jamie F. Burr. Dentro de él, se evaluó por primera vez la relación entre la posibilidad de desarrollar condiciones cardiacas tempranas y el uso de cannabis desde la juventud.

Sobre las enfermedades cardiovasculares y la marihuana

El aumento en el consumo de cannabis se ha dado de forma sostenida alrededor del mundo durante los últimos años. Sin embargo, los estudios sobre la marihuana y sus efectos no han seguido el paso. De hecho, aún hay muchos detalles de ella que desconocemos.

Por esto, con la finalidad de ampliar un poco más nuestra base de conocimiento, este grupo de investigadores llevó a cabo un estudio sobre la relación entre el consumo precoz de marihuana y las afecciones de corazón. Un detalle que hasta ahora no se había abordado del mismo modo que, por ejemplo, la interacción entre el cannabis y las enfermedades pulmonares.

Para esta investigación, los científicos contaron con un grupo de 35 voluntarios de entre 19 y 30 años. Casi la mitad de estos eran consumidores de marihuana, mientras que los otros no la utilizaban. Ambos grupos se consideraban en todo lo demás “saludables” sin indicadores de riesgo adicionales que los hicieran propensos a tener complicaciones cardiacas.

Consumo precoz de marihuana disminuye la salud del corazón

Para poder identificar el efecto que tuvo el consumo precoz de marihuana en el corazón de los jóvenes, los investigadores tomaron en cuenta tres medidas primordiales. La primera de ellas fue la rigidez arterial; la segunda, la función arterial y, la tercera, la cardiaca.

Con esta triada, lograron determinar las leves diferencias en el deterioro del corazón dependiendo de si los participantes consumían o no marihuana. La primera medida mostró diferencias claras, con los consumidores precoces de cannabis presentando niveles de rigidez arterial mayores a los del grupo control.

Persona sosteniendo entre sus manos una planta de marihuana.
Vía Pixabay.

Por su parte, la función arterial y cardiaca, contrario a lo que se esperaría, no cambió. Debido a lo cual, los niveles de presión sanguínea y de dilatación de las venas no mostraron grandes variaciones. Con otros elementos, como el cigarrillo, estos también muestran diferencias claras al comparar a los fumadores con los no fumadores.

Estos resultados han llamado la atención de los investigadores, y han hecho que se planteen futuros estudios para buscar entender por qué el consumo precoz de marihuana no parece afectar a estos dos procesos del corazón.

Mientras tanto, sí queda claro que la rigidez arterial se está viendo perjudicada negativamente desde temprana edad. Por lo que, los jóvenes consumidores de cannabis aumentan su riesgo futuro de padecer alguna enfermedad cardiovascular.

Referencia:

Habitual cannabis use is associated with altered cardiac mechanics and arterial stiffness, but not endothelial function in young healthy smokers: https://doi.org/10.1152/japplphysiol.00840.2020

Lea también:

Vapear marihuana puede hacer más daño pulmonar que la nicotina