El calentamiento global amenaza la supervivencia de muchas especies que habitan la Tierra, incluidos los humanos, y no precisamente por los desastres naturales que desencadena. Varias teorías y estudios apuntan al cambio climático como un factor capaz de alterar la fertilidad humana, lo que podría explicar, al menos en parte, los descensos de esta en los últimos años.

¿Qué es la infertilidad?

Espermatozoides dirigiéndose a un óvulo para fecundarlo.

Antes que nada es necesario definir la infertilidad ya que existen muchas creencias erradas respecto a este tema. Muchas personas pueden llegar a creer que son infértiles tras un par de intentos, o solo por no haber concebido con diferentes parejas en poco tiempo, pero este es un tema complejo que merece minuciosidad.

La infertilidad se define como la incapacidad de lograr un embarazo después de 1 año de tener relaciones sexuales de manera constante sin protección. Las causas pueden ser muy variadas pero, por fortuna, existen varios tratamientos que pueden ayudar a solventarlas.

Aumento de problemas de fertilidad en el mundo

En 2012, un estudio en el que se analizaron 277 encuestas de salud aplicadas en 190 países reveló que casi 50 millones de parejas de 20 a 44 años de edad tenían dificultades para concebir de manera espontánea. Lo curioso es que las tasas de infertilidad siguen en aumento en todo el mundo, lo que ha llevado a los expertos a considerarlo como un problema grave de salud pública.

De hecho, a finales de febrero de este año, Shanna Swan, epidemióloga ambiental y reproductiva de la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai en Nueva York, hizo eco de ello en su nuevo libro. Concretamente, la disminución del recuento de espermatozoides y los cambios en el desarrollo sexual están “amenazando la supervivencia humana”.

Figura blanca de una mujer embarazada en un fondo amarillo con una flecha en forma de zigzag en dirección hacia abajo comúnmente usada en las estadísticas.

“El estado actual de los asuntos reproductivos no puede continuar por mucho más tiempo sin amenazar la supervivencia humana”, escribe en Count Down. Y a su parecer, estamos muy cerca de una crisis de fertilidad.

Una investigación previa de la que fue coautora mostró que el recuento de espermatozoides en Occidente se redujo en un 59 por ciento entre 1973 y 2011. Pero las proyecciones actuales sugieren que los recuentos de espermatozoides podrían llegar a cero en un futuro tan cercano como 2025.

Y, como bien nos ha enseñado la ciencia, para abordar el problema de forma efectiva es necesario examinar las posibles causas para proceder a atacarlas. Pero, ¿quién se imaginaría que la fertilidad estaría vinculada con los efectos del cambio climático?

Problemas de fertilidad humana vinculados al cambio climático y la contaminación

Toma de una ciudad y el cielo con evidente contaminación del aire.

La mayoría de los casos de infertilidad en humanos están vinculados a trastornos muy específicos tanto en los hombres como en las mujeres; entre ellos, malformación tubárica o cervical, trastornos ovulatorios, endometriosis, anomalías cromosómicas y menor calidad del esperma.

A pesar de ello, una proporción importante de los casos de infertilidad aún parecen inexplicables. Es por esta razón que los científicos y médicos han seguido indagando en otros factores no identificados que podrían estar exacerbando el problema. En el proceso han surgido como posibles causas de infertilidad ciertos efectos de la contaminación del aire y del cambio climático.

Swan culpa a “sustancias químicas en todas partes”, incluyendo los plásticos, cosméticos y pesticidas a los que nos exponemos diariamente. Compuestos como los ftalatos y el bisfenol-A afectan el sistema endocrino desencadenando desequilibrios hormonales que termina por afectar la fertilidad.

“Los productos químicos en nuestro medio ambiente y las prácticas de estilo de vida poco saludables en nuestro mundo moderno están alterando nuestro equilibrio hormonal, causando diversos grados de estragos reproductivos”.

El cambio climático afecta de manera diferente la fertilidad en los países del mundo 

Suelo con grietas en señal de sequía extrema.

Mientras que un estudio publicado en febrero en la revista Environmental Research Letters arroja nuevas luces sobre las vías a través de las cuales el cambio climático afecta la fertilidad humana; entre ellos, la reasignación sectorial, la brecha salarial de género, la longevidad y la mortalidad infantil.

Luego construyeron un modelo cuantitativo combinando la teoría económico-demográfica estándar con las estimaciones documentadas sobre las consecuencias económicas del cambio climático. Y así descubrieron que, particularmente, el aumento global de la temperatura afecta de manera diferente a los países según su ubicación.

Menos inversión en educación, mayor fertilidad

Tenemos el caso de las regiones cercanas al ecuador, donde se encuentran muchos países de bajos ingresos donde el cambio climático tiene efectos más acentuados sobre la agricultura, lo que, a su vez, tiene repercusiones sobre la fertilidad.

El cambio climático tiene un impacto negativo mayor cerca del ecuador, lo que genera escasez de productos agrícolas, y como consecuencia, aumentan los precios y salarios del sector. El problema es que este requiere menos mano de obra calificada, por lo que las personas invierten menos recursos en la educación de sus hijos, y termina por aumentar la fertilidad.

En cambio, en latitudes más altas, el cambio climático tiene un efecto contrario al reducir la fertilidad. A ello sumamos factores mencionados por Swan en su libro, como la anticoncepción, los cambios culturales y el costo de tener hijos; así como razones biológicas, incluido el aumento de las tasas de aborto espontáneo, de anomalías genitales entre los niños y una pubertad precoz en las niñas.

“Si bien el modelo solo examina el papel de un mecanismo, sugiere que el cambio climático podría tener un impacto en la fertilidad, lo que indica la necesidad de trabajar en el futuro sobre este importante tema”, escriben los autores en su documento.

De modo que, contrario a lo que pensábamos, el cambio climático puede socavar la supervivencia humana por vías poco obvias. Y, sin lugar a dudas, estas deberán explorarse con mayor detenimiento.

Referencias:

National, regional, and global trends in infertility prevalence since 1990: a systematic analysis of 277 health surveys. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/23271957/

The impact of climate change on fertility. https://iopscience.iop.org/article/10.1088/1748-9326/ab0843

Falling sperm counts ‘threaten human survival’, expert warns. https://www.theguardian.com/us-news/2021/feb/26/falling-sperm-counts-human-survival

Falling sperm counts could threaten the human race. https://www.axios.com/falling-sperm-count-endocrine-disruption-59c8be98-bfad-4e9b-8738-985ece67a21d.html

Lea también:

Contaminación del aire aumenta significativamente el riesgo de infertilidad