Toallas sanitarias y tampón al lado de fichas con letras que forman la palabra

Aunque existen muchas razones detrás de las menstruaciones abundantes, un estudio que se publicará próximamente en Journal of Endocrinology destaca la obesidad como un factor de riesgo potencial.

Los experimentos en ratones mostraron que aquellos con un alto índice de masa corporal (IMC) mostraban mayor inflamación local, lo que parecía retrasar la restauración del revestimiento uterino. Puede que estos dos síntomas estén relacionados con la mayor propensión a sangrados abundantes en mujeres con sobrepeso.

Las menstruaciones abundantes son comunes, pero aún poco comprendidas

Las estadísticas sugieren que hasta una de cada tres mujeres sufrirá de menstruaciones abundantes en algún momento de su vida reproductiva. Y aunque suene como una complicación menor, en realidad esto puede afectar su calidad de vida en diferentes aspectos.

Algunas no podrán salir de casa sin cambiar su protección menstrual con regularidad para evitar derrames, mientras que otras podrían incluso necesitar transfusiones de sangre. Esto conllevará ausencias al trabajo o la escuela, y en algunos casos incapacidad para realizar actividades normales diarias; sin contar la carga financiera que supone la compra de productos de protección menstrual y las consultas médicas.

En general, los trastornos menstruales son comunes, pero a pesar de ello, sus causas aún no se han identificado bien. Algunas teorías apuntan al sobrepeso y la obesidad como posibles factores influyentes, y es precisamente por ello que los investigadores dedicaron este trabajo a explorar la posible conexión.

Un vínculo proporcional entre la obesidad y las menstruaciones abundantes

Mujer con sobrepeso sosteniendo una copa menstrual, un método de protección especialmente útil para menstruaciones abundantes.

Para ello, midieron el índice de masa corporal y la pérdida de sangre menstrual de 121 mujeres con ciclos menstruales regulares. Ninguna de ella tomaba medicamentos hormonales y todas llevaban control de ginecología.

Esta primera fase mostró un vínculo proporcional entre la obesidad y las menstruaciones abundantes; mientras mayor era el IMC de las mujeres, parecía haber mayor pérdida de sangre menstrual, una asociación que se mostró débil, pero estadísticamente significativa.

Inflamación podría retrasar la reparación del útero y prolongar el sangrado

Pero existen otros factores que podrían influir en el problema, lo que motivó a los investigadores a estudiar más de cerca este vínculo. Recurrieron a un modelo de ratones de laboratorio con lo cual podrían controlar las variables involucradas.

Los experimentos consistieron en dividir a los ratones y alimentar a algunos con una dieta normal o con una dieta rica en grasas antes de simular la menstruación. Como es de esperar, los ratones con una dieta alta en grasas tenían un peso corporal significativamente más alto que aquellos que llevaron una dieta normal.

El equipo notó que, después de deshacerse del revestimiento del útero, los ratones alimentados con grasas mostraron una reparación del revestimiento del útero restante más lenta que la de los que mantuvieron una dieta normal. Además, estudiando el tejido del útero de los ratones, descubrieron que los factores inflamatorios también eran más intensos en los que tenían mayor peso corporal.

Pérdida de peso y antiinflamatorios como tratamientos potenciales

Los investigadores creen que estos dos factores, la reparación tardía del revestimiento del útero y la inflamación local, podrían ser los detonantes de las menstruaciones más abundantes en las mujeres con obesidad. Estos hallazgos también sugieren que el tratamiento potencial sería la pérdida de peso y el uso de medicamentos antiinflamatorios.

Sin embargo, reconocen que su estudio tiene limitaciones y recomiendan investigar el tema en poblaciones más variadas. Además, es necesario evaluar otras causas subyacentes de la menstruación abundante más allá de la obesidad, como los fibromas, trastornos hemorrágicos, e incluso el cáncer. De este modo, podrían desarrollarse estrategias de tratamiento mejor enfocadas a la condición de cada paciente.

Referencia:

Obesity is linked to heavy periods and impaired womb repair. https://medicalxpress.com/news/2021-04-obesity-linked-heavy-periods-impaired.html

Lea también:

¿Por qué conocer más sobre la menstruación es un beneficio para la sociedad?