Bong Joon-Ho asegura que los directores y creadores deben ser más audaces cuando se refiere a enfrentar problemas como la violencia en contra de los asiáticos. El ganador al Premio de la Academia emitió sus comentarios, en una entrevista para la Universidad Chapman, sobre el papel del cine para combatir el creciente racismo asiático.

Para nadie es un secreto que las últimas semanas se han visto protagonizadas por ataques raciales en contra de la comunidad asiática en los Estados Unidos, por lo mismo, el ganador al Óscar por su cinta ‘Parasite’ afirmó que el cine juego un rol muy importante en las formas de combatir esta terrible situación.

La conversación con la Universidad Chapman se llevó de forma remota, con Joon-Ho transmitiendo desde su casa en Corea. Aseguró que, por encontrarse lejos, cuenta con una perspectiva distinta a la de aquellos “dentro del ojo del huracán”.

“Pero como alguien que es parte de la humanidad, como persona, es bastante aterrador ver los crímenes de odio contra los estadounidenses de origen asiático y el movimiento Black Lives Matter”.

Aunque fue sincero al admitir que una película se toma mucho tiempo para la rapidez en la que los cambios deben empezar a surgir, el director agregó que, “irónicamente”, es eso lo que los creadores deben aprovechar para no tener miedo a enfrentarse a los problemas.

“Pienso en lo que puede hacer la industria cinematográfica en este momento. Con las películas, crear una película requiere mucho tiempo y mucho dinero; es una gran unidad que realmente no puede responder rápidamente a los problemas que están sucediendo actualmente en la sociedad. Pero, irónicamente, debido a eso, creo que los creadores y cineastas pueden ser más audaces al lidiar con los problemas y no deben tener miedo de enfrentarlos. Actualmente estoy pensando en ‘Do The Right Thing’ de Spike Lee”.

Joon-Ho admitió que la cinta de Spike Lee era una producción ejemplar para que otros creadores y artistas entendieran el rol que pueden desempeñar al momento de enfrentar problemas sociales. No se trata de predecir el comportamiento de la sociedad, sino usarlo para retratar problemas que están “hirviendo” en su superficie.

“Para mí, parásito fue una película en la que traté de adoptar ese enfoque… [la película] habla sobre los que tienen y los que no tienen de nuestra sociedad actual. Comenzó con una pregunta de ‘¿qué significa ser pobre o rico en nuestros tiempos actuales?’ Como creadores y artistas, tienen que ver a través de la esencia y las preguntas centrales de nuestra sociedad a través de los días que viven y responder a esas preguntas a través de su trabajo”.

Así como el director, otros deberían alzar su voz y utilizar sus espacios para generar conciencia sobre los actos que están llevando a la sociedad a matarse entre sí misma.

Lea también:

Casos de violencia contra estadounidenses de origen asiático continúan en aumento