El COVID-19 ha modificado nuestras vidas de formas inesperadas e incluso ahora seguimos intentando adaptarnos a la nueva realidad. En Suiza, mientras una escuela intentaba recuperar alguna sensación de normalidad en sus clases, una broma orquestada por un trío de estudiantes generó un falso positivo del coronavirus que puso en cuarentena a toda una clase y varios profesores.

Lo que ha ocurrido

Según ha reportado Reuters, el incidente se dio en la escuela secundaria Kirschgarten de Basilea. En esta localidad suiza, un trío de estudiantes decidió falsificar una la notificación positiva del COVID-19 como un intento de “escapar” de las clases.

El periódico suizo Blick reportó que los estudiantes falsificaron los mensajes de la app de seguimiento de contagios en Suiza. Con ellos, esperaban hacer que la escuela los eximiera de tener que asistir a clases.

Rápidamente, lo que empezó como una broma pronto se convirtió en un gran problema, ya que escuela Suiza reaccionó de inmediato a la noticia, por lo que el falso positivo del coronavirus causó que todo un salón se debiera colocar en cuarentena.

Por lo que parece, al menos 25 estudiantes se vieron perjudicados por esta situación, al igual que variados profesores. Cada uno de ellos fue forzado a realizar una cuarentena de 10 días y a mantenerse aislados como una medida de prevención.

La “broma” con el falso positivo del coronavirus llegará a los tribunales suizos

Rostros de estudiante con tapabocas en primer plano, atrás se ve un salón de escuela vacío debido a la cuarentena.
Crédito: Brian J. Matis.

En estos momentos, la escuela de la región de Basilea ha aclarado que no planea expulsar a los estudiantes. Sin embargo, esto no implica que sus acciones queden sin consecuencias.

La “broma” con el falso positivo del coronavirus causó que más de dos docenas de personas debieran hacer una cuarentena innecesaria durante marzo, periodo en el cual se estaba culminando un periodo escolar.

Ahora, la escuela planea tomar las debidas acciones legales por la situación y presentar cargos penales contra el trío de estudiantes que inició esta ola. Para la institución, la base de su demanda estaría en que los jóvenes rompieron la ley al falsificar “documentos relevantes para la salud”, según Reuters.

“Esto no es solo una broma infantil, es un incidente grave”, declaró el portavoz del departamento de educación de Basilea, Simon Thiriet.

Asimismo, añadió que, aunque entiende que la situación de la pandemia ha puesto a los estudiantes en una “situación difícil”, esta no es excusa para lo que este particular trío decidió hacer para no asistir a clases.

Un problema mucho más profundo

Claramente, este falso positivo del coronavirus, broma o no, ha generado una ola que no solo llega hasta la cuarentena obligatoria que se impuso sobre compañeros y profesores del trío de estudiantes.

De hecho, el que una situación como esta se haya presentado desde un principio ya desata toda una nueva gama de alarmas en Suiza. Después de todo, si un grupo de estudiantes de secundaria pudo falsificar los mensajes de la app oficial de seguimiento del COVID-19, ¿quién no podría?

Este es un problema que sin duda deberá abordarse con prontitud antes de que se presenten más casos como estos.

Lea también:

ONU: cierre de escuelas por el COVID-19 causará una “catástrofe generacional”

Escribir un comentario