Dos personas en un tanque de enfriamiento de inmersión
Créditos: Microsoft

Microsoft ha usado por algunos años el proceso de inmersión para garantizar el óptimo funcionamiento de sus servidores o centros de cómputo. Sin embargo, ahora está optando por sumergirlos en baños líquidos en tanque de enfriamiento. Incluso, asegura que es “el primer proveedor de la nube que ejecuta enfriamiento de inmersión en dos fases en un entorno de producción”.

Este líquido es totalmente “inofensivo para los equipos electrónicos”. De hecho, está diseñado para hervir a 122 grados Fahrenheit, 90 grados por debajo del punto de ebullición del agua, explica Microsoft.

Si bien la técnica emplea un baño líquido para enfriar los equipos, el método en sí reduce el uso de agua. “Potencialmente eliminará la necesidad de consumir agua en los centros de datos, por lo que eso es algo realmente importante para nosotros”, indica la compañía. Incluso, lo ven como una forma de causar el menor impacto posible al medio ambiente.

La ebullición a baja temperatura permite que los servidores funcionen perfectamente

Christian Belady, ingeniero de Microsoft, al lado del un tanque de enfriamiento

Cada actividad que ejecutan los trabajadores de Microsoft ocasiona que los servidores se sobrecalientes. Esto genera un punto de ebullición dentro del tanque que “aleja el calor de los procesadores informáticos en funcionamiento”.

“Dentro del tanque, el vapor que se eleva desde el fluido en ebullición entra en contacto con un condensador enfriado en la tapa del tanque, lo que hace que el vapor se convierta en líquido y llueva sobre los servidores sumergidos, creando un sistema de enfriamiento de circuito cerrado”, indica Microsoft en una publicación de blog.

Por lo pronto, la compañía está probando este proyecto a escala reducida con una determinada carga de trabajo interna. Pero, con el firme propósito de utilizarlo a una escala más amplia en el futuro.

Lea también:

Microsoft negocia la adquisición de Discord