Martillo para juzgados
Vía: Pixabay

Tras un año de disputa legal, la Corte suprema de Estados Unidos ha fallado a favor de la apelación interpuesta por Google en el caso Oracle y los derechos de autor del sistema operativo Android.

Como bien es sabido, ambas empresas llevan años batallando legalmente por el presunto uso indebido de componentes Java en el desarrollo del código de Android. De hecho, Oracle sostiene que la compañía de Mountain View violó su copywright para acelerar la salida al mercado de su sistema operativo móvil. Todo ello sin pagar una regalía.

Por su parte, Google alega “Fair Use”. Se trata de un término provisto en la ley de propiedad intelectual de EE.UU. que permite el uso de este tipo de material, siempre que se utilice con fines de innovación.

Tribunal Federal falla 6 a 2 a favor de Google

Ojos que reflejan el logo de Google

Con una puntuación de 6 a 2, un Tribunal Federal de California ha decidido fallar a favor de la compañía de Mountain View. Indicando que la copia de Google de la API de Java SE “incluía solo aquellas líneas de código que eran necesarias para permitir a los programadores poner sus talentos acumulados a trabajar en un programa nuevo y transformador, fue un uso justo de ese material”.

Evidentemente, la decisión coincide con el alegato empleado por Google en su defensa, el Fair Use o uso justo. Por su parte, el vicepresidente ejecutivo y consejero general de Oracle, Dorian Daley expresó:

“La plataforma de Google acaba de crecer y su poder de mercado es mayor. Las barreras de entrada son más altas y la capacidad de competir más baja. Robaron Java y pasaron una década litigando como solo un monopolista puede hacerlo. Este comportamiento es exactamente el motivo por el que las autoridades reguladoras de todo el mundo y de Estados Unidos están examinando las prácticas comerciales de Google”.

Por ahora, el gigante tecnológico respira tranquilo. Solo resta ver si Oracle decide continuar con esta larga disputa legal.

Lea también:

IBM y Microsoft apoyan a Google en su batalla legal en la Suprema Corte