La vacuna contra COVID-19 desarrollada por la asociación Pfizer-BioNtech ha demostrado ser eficaz durante al menos seis meses después de la segunda dosis. Y, por si fuera poco, esta también parece ser eficaz para prevenir el contagio con las nuevas variantes, específicamente la de que circula en Sudáfrica, B.1.351.

Estas afirmaciones surgen de la evaluación de más de 44,000 pacientes, y se apoyan también en los resultados de un informe publicado a principios de marzo en The New England Journal of Medicine.

BNT162b2 de Pfizer-BioNtech, una vacuna capaz de prevenir la COVID-19 sintomática y los casos graves

La vacuna contra COVID-19 de Pfizer-BioNtech se ha probó en más de 44,000 participantes cuyas edades iban de 16 años en adelante. Más de 12,000 participantes continuaron en seguimiento al menos seis meses después de recibir la segunda dosis, lo que ha permitido registrar más información sobre sus efectos en un plazo más amplio.

Los resultados de este estudio muestran que la vacuna tiene una eficacia del 91,3 por ciento contra la COVID-19 sintomática en general. Además, fue 100 por ciento efectiva para prevenir la enfermedad grave según la descripción de la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés); mientras que, según la definición de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), la vacuna tuvo 95,3 por ciento de eficacia en dicho objetivo.

Cuatro frascos con la vacuna contra el COVID-19 alineados uno al lado del otro, con un leve espacio entre cada uno. De fondo: el logo en azul y blanco de Pfizer.
Crédito: AFP.

La FDA describe el cuadro de COVID-19 grave incluye síntomas como: frecuencia cardíaca elevada; frecuencia respiratoria elevada como consecuencia la dificultad respiratoria; saturación de oxígeno en la sangre de 93 por ciento menos; necesidad de oxígeno suplementario, disfunción hepática o admisión a una unidad de cuidados intensivos”.

Esta definición es un poco diferente a la planteada por los CDC. Para esta agencia, en un COVID-19 grave, el paciente tiene claros signos de neumonía en la imagen tomada con rayos X y la saturación de oxígeno en la sangre cae por debajo del 94 por ciento.

“La alta eficacia de la vacuna observada hasta seis meses después de una segunda dosis y contra la variante prevalente en Sudáfrica proporciona una mayor confianza en la efectividad general de nuestra vacuna”, dijo el presidente y director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, en el comunicado.

Vacuna contra COVID-19 de Pfizer-BioNtech puede prevenir los contagios con otras variantes

Cabe destacar que, entre los más de 44,000 voluntarios, había 800 participantes en Sudáfrica. Meses atrás dedicamos una nota a hablar sobre lo que se sabía hasta entonces sobre la variante sudafricana del coronavirus, llamada B.1.351, que contiene mutaciones que la hacen más resistente a los anticuerpos.

Por fortuna, y tal como sugirieron los expertos hace algún tiempo, la vacuna contra COVID-19 de Pfizer-BioNtech fue capaz de prevenir los contagios también frente a la exposición a esta variante.

De hecho, el estudio publicado a principios de marzo concluye precisamente esto. El análisis de muestras de sangre de personas vacunadas reveló que la inyección indujo una respuesta de anticuerpos neutralizante lo suficientemente fuerte para evitar el contagio contra B.1.351.

“En Sudáfrica, donde prevalece el linaje B.1.351 y se inscribieron 800 participantes, se observaron nueve casos de COVID-19, todos en el grupo de placebo, lo que indica una eficacia de la vacuna del 100 por ciento”, escribieron las compañías en su comunicado.

“En un análisis exploratorio, se secuenciaron las nueve cepas y se confirmó que seis de las nueve eran del linaje B.1.351. Estos datos apoyan los resultados previos de estudios de inmunogenicidad que demuestran que BNT162b2 indujo una sólida respuesta de anticuerpos neutralizantes a la variante B1.351 y, aunque es menor que a la cepa de tipo salvaje, no parece afectar la alta eficacia observada contra esta variante”.

Una opción eficaz y segura para acabar con la pandemia

Y finalmente, uno de los aspectos que más preocupa al público desde hace meses: la seguridad. Los ensayos realizados hasta ahora no solo dejan evidencia de la eficacia de la vacuna en la prevención de la COVID-19, sino también de su seguridad.

En su comunicado, el dúo fabricante afirma que “no se observaron problemas de seguridad graves en los participantes del ensayo hasta seis meses después de la segunda dosis”. Además, “los efectos secundarios fueron generalmente consistentes con los resultados previamente informados”.

De modo que, hasta el momento, la vacuna de Pfizer-BioNtech, es una opción de prevención de COVID-19 segura para los humanos y eficaz incluso para las variantes que se siguen propagando.

 

Referencias:

Pfizer and BioNTech Confirm High Efficacy and No Serious Safety Concerns Through Up to Six Months Following Second Dose in Updated Topline Analysis of Landmark COVID-19 Vaccine Study. https://www.pfizer.com/news/press-release/press-release-detail/pfizer-and-biontech-confirm-high-efficacy-and-no-serious

Neutralizing Activity of BNT162b2-Elicited Serum. https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMc2102017

Lea también:

Vacuna contra COVID-19 de Pfizer-BioNtech parece haber reducido la propagación en Israel.

Escribir un comentario