Como bien sabemos, el orangután de Tapanuli es el tipo de gran simio que más riesgo de extinción corre en la actualidad. Por años, los ecologistas han advertido que esta especie se encuentra en peligro. Debido a lo que, si deseamos conservarla, debemos comenzar a hacer cambios que garanticen su seguridad.

Lastimosamente, hasta la fecha es poco realmente lo que se ha hecho con este fin. Por este motivo, en la actualidad los orangutanes de Tapanuli podrían haber alcanzado un nuevo punto crítico en su viaje a la extinción. Para denunciar la situación, se hizo una publicación en el portal The Hill, bajo la categoría Changing America. En resumen, estas fueron las afirmaciones más resaltantes.

El riesgo de extinción de este gran simio es mayor al que imaginábamos

En estos momentos, los orangutanes de Tapanuli pueden encontrarse en las montañas de Batang Toru. Estas se ubican al norte de Sumatra, en Indonesia. Dichos simios han estado en este territorio por siglos, pero, la diferencia poblacional entre el siglo XIX y la actualidad es demasiado notoria.

Solo basta con notar que, en el paso de dos siglos, el orangután de Tapanuli desapareció de más de 97% del territorio que ocupaban. En otras palabras, para este siglo XXI, ocupan menos del 3% de los espacios en los que antes eran abundantes, según reporta una investigación publicada en PLOS One en enero de este año.

En total, se contabilizan menos de 800 ejemplares de este gran simio en todo Batang Toru, por lo que la especie ya ha alcanzado el nivel de riesgo crítico de extinción. Una tendencia que no se detendrá si no tomamos medidas pronto.

A un paso del vacío

Para mostrar el gran riesgo de extinción en el que se encuentra esta especie de gran simio, el artículo de Plos ONE aclaró que, si se perturba a más de un 1% de la población cada año, esta tendrá que enfrentar pronto una extinción inminente. En otras palabras, si este pequeño porcentaje muere, es trasladado o capturado anualmente, los orangutanes de Tapanuli dejarán de existir muy pronto.

Con esto, se convertiría en la primera especie de grandes simios en extinguirse durante los tiempos modernos, según aclaró Erik Meijaard, uno de los autores del estudio. Todo esto como consecuencia de la caza indiscriminada de esta especie y del constante daño, fragmentación y modificación de lo que debería ser su ambiente natural.

Riesgo latente

Como ya lo mencionábamos, los orangutanes de Tapanuli son oriundos de las montañas Batang Toru. Sin embargo, el área en el que se encuentran ahora sigue sin ser ideal para su supervivencia.

En circunstancias ideales, el orangután de Tapanuli viviría en las Tierras bajas, donde le es más fácil conseguir alimento. Lastimosamente, el avance humano los ha obligado a desplazarse a las alturas, donde se encuentran alejados de la mano del hombre, pero se enfrentan a condiciones ambientales a las que no están tan adaptados.

Foto del simio conocido como orangután de Tapanuli que se encuentra en peligro de extinción.
Crédito: Yugo/Keativa Photography. Vía Wikimedia Commons.

En The Hill, los autores de la investigación denunciaron una situación que podría marcar un punto de giro irreversible para los orangutanes. El cómo reaccionemos a ella, podría incluso determinar si el riesgo de extinción de este gran simio es irreversible o si aún tienen una oportunidad.

Específicamente, los investigadores se refirieron a la construcción de una nueva planta de energía hidroeléctrica de 301 acres en el río Batang Toru. Por ahora, su desarrollo está suspendido por el COVID-19. Pero, si se completara, este dividiría de nuevo el territorio, aislaría a las pocas poblaciones de orangutanes que quedan y las obligaría a incurrir en la endogamia.

Como consecuencia, la diversidad genética de la especie se haría cada vez menor, hasta que la piscina genética empiece a producir individuos débiles, infértiles o con defectos que no les permitan reproducirse. En otras palabras, en el momento en el que la planta esté completada, se marcará el inicio del fin de estos orangutanes.

Un último llamado de atención

Los autores esperan que su investigación traiga consciencia sobre esta situación tan delicada. Pero, por ahora, la empresa PT North Sumatera Hydro Energy no ha mostrado intenciones de detener su progreso, asegurando que sus propias investigaciones les permitieron saber que el hábitat de los simios no sería alcanzado.

Ahora, ¿de verdad vale la pena arriesgarse?

Referencia:

The historical range and drivers of decline of the Tapanuli orangutan: https://doi.org/10.1371/journal.pone.0238087

Lea también:

Los orangutanes son los únicos primates no humanos que tienen una noción del pasado

Escribir un comentario