SUV rojo de Great Wall

Great Wall, fabricante de vehículos de China, ha anunciado que lanzará su primer SUV (Sport Utility Vehicle, por sus siglas en inglés) impulsado por pilas de combustible hidrógeno este año. Incluso, la compañía planea convertirse en uno de los tres principales vendedores de automóviles propulsados ​​por hidrógeno para 2025.

Para cumplir con este objetivo, Great Wall invertirá 5 mil millones de yuanes (aproximadamente 762 millones de dólares). De los cuales, 3 mil millones de yuanes utilizará en los próximos tres años para lograr entrar en el top de fabricantes de autos con pilas de hidrógenos. Mientras que los otros 2 mil millones de yuanes, los invertirá de forma de forma gradual no solo en baterías para SUV, sino también en el “transporte marítimo y ferroviario”, según Zhang Tianyu, director de FTXT Energy Technology Co.

China ofrece recompensas a las ciudades que adopten este nuevo sistema de propulsión

Ciudad de China

Como bien es sabido, China tiene el mercado automotriz más grande a nivel mundial. Es por ello que está promoviendo el desarrollo de un sistema de transporte terrestre propulsado por hidrógeno. Incluso, ofrece recompensas a las ciudades que adopten este nuevo sistema.

“En un plan de 15 años para vehículos de nueva energía lanzado en noviembre, el Consejo de Estado de China dijo que el país se centrará en construir la cadena de suministro de pilas de combustible y desarrollar camiones y autobuses propulsados ​​por hidrógeno. El presidente Xi Jinping fijó en septiembre una fecha límite de 2030 para que China comience a reducir las emisiones de carbono”, dice el informe de Bloomberg.

Como puedes notar, China está optando por el hidrógeno porque es un combustible limpio. De hecho, se produce de forma renovable sin afectar negativamente al medio ambiente. Incluso, para el fundador de Great Wall, Wei Jianjun, esta tecnología “avanzará tan rápido como el de los vehículos eléctricos”.

No obstante, para Elon Musk los automóviles eléctricos siguen siendo el futuro, mientras que los de autos de hidrógeno son “increíblemente estúpidos”. ¿Cuál será el comentario más acertado?

Lea también:

Xiaomi planea fabricar automóviles eléctricos