Árbol gigante en el medio de la selva.
Crédito: Evan Gora, STRI Tupper.

El trópico es uno de los sitios más comúnmente utilizados para estudiar los efectos de problemas como el calentamiento global. Todo debido a que estas áreas suelen ser las primeras en quedar afectadas por dichas variaciones térmicas y climáticas. Ahora, se ha descubierto que los propios bosques tropicales, a través de los árboles gigantes, podría estar influyendo también en el cambio climático.

El estudio que ha propuesto esto se presentó recientemente en Nature Plants bajo la autoría de Evan M. Gora y Adriane Esquivel-Muelbert. Gracias a esta colaboración entre el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI) en Panamá y la Universidad de Birmingham en Reino Unido, se esperaba averiguar cuáles eran las principales causas de muerte registradas para árboles gigantes en los bosques tropicales Para su proyecto, el par de investigadores.

Sin embargo, no pudieron realizar esta actividad debido a una notoria falta de contenidos. Afortunadamente, su estudio les permitió observar otro detalle inesperado que podría cambiar la forma en la que vemos la relación de los árboles del trópico y el cambio climático.

Un vacío de conocimiento que había sido ignorado

Hombre midiendo la base de los árboles gigantes.
Crédito: Evan Gora, STRI Tupper.

En particular, observaron que no había información suficiente sobre posibles amenazas o plagas que causaran la muerte de estos gigantes. Asimismo, no se ha analizado tampoco la relación entre el tamaño de los árboles y su riesgo de mortalidad.

Por último, aún no han hecho investigaciones extensivas sobre ellos en todo el territorio tropical. De hecho, generalmente los estudios se han realizado solo en Manaus en Brasil y la isla de Barro Colorado en Panamá. Por lo que, a estas alturas, no se tienen datos generalizables sobre esta particular y vital población de los bosques tropicales.

“(…) generalmente carecemos de los datos necesarios para decirnos qué mata a los árboles que están por encima de aproximadamente 50 centímetros de diámetro, eso deja fuera la mitad de la biomasa forestal en la mayoría de los bosques”, dijo Gora.

Al notar este claro vacío de conocimiento, Gora y Esquivel-Muelbert redoblaron sus esfuerzos. Al final, debido a ellos, se ha podido notar una relación antes desconocida entre el los árboles gigantes y el cambio climático. Ya que estos podrían ser más que simples víctimas del clima y sus muertes han demostrado ser más influyentes de lo que se pensaba.

Esto viene a ser particularmente notorio ahora, ya que por las variaciones del clima y el calentamiento del planeta, pareciera que los árboles de los trópicos están muriendo más rápido. Algo que hace más difícil para los bosques el capturar y almacenar dióxido de carbono a largo plazo.

Un peligroso círculo vicioso: la relación entre el cambio climático y los árboles gigantes tropicales

“Los árboles grandes pueden correr un riesgo particular porque los factores que los matan parecen estar aumentando más rápidamente que los factores que parecen ser importantes para la mortalidad de los árboles más pequeños”, comentó Gora.

Con esto en mente, es claro que la investigación de esta oportunidad se orientó particularmente a los poco estudiados árboles gigantes. Gracias a que se los puso en el foco de atención, se pudo notar una relación inédita entre ellos, el cambio climático y el almacenamiento de dióxido de carbono.

Básicamente, tal como comentó Gora, los árboles gigantes almacenan al menos la mitad del dióxido de carbono absorbido por los bosques tropicales. Por este motivo, cuando mueren, liberan montones de este compuesto al ambiente.

Justo ahora, causas aún desconocidas están acelerando la muerte de estos árboles gigantes, por lo que su liberación de dióxido de carbono aumenta y, de forma indirecta, favorece la aceleración del cambio climático.

Todo ya que los bosques tropicales pierden con rapidez su capacidad de almacenar oxígeno y no la recuperan con la misma rapidez. Sobre todo si se siente en cuenta que es solo el 1% de los árboles de cada zona el que llega a tener suficiente tamaño como para ser considerado “gigante”.

Referencia:

Implications of size-dependent tree mortality for tropical forest carbon dynamics: http://dx.doi.org/10.1038/s41477-021-00879-0

Lea también:

Calentamiento global parece adelantar el otoño y hacer que las hojas de los árboles caigan antes