En el 2004 se avistó por primera vez a Apophis, el asteroide que más preocupaciones despertaría sobre un posible riesgo de impacto con la Tierra. Poco a poco, los estudios de esta roca espacial permitieron observar que al menos no era una amenaza inminente a corto plazo.

Sin embargo, no se tenían datos suficientes sobre cómo sería esto a mediano o largo plazo. Ahora, el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA finalmente ha completado su última evaluación sobre Apophis y el riesgo de impacto en las décadas venideras. Afortunadamente, los resultados han sido buenas noticias.

Lo que se sabía hasta ahora

En una nota anterior, en TekCrispy mencionamos que la posibilidad de que este asteroide impactara la Tierra a inicios de este mes, en el 2029 o en el 2036, era nula. Pero los datos no eran claros para el 2068.

Por esto, la información que se pudiera recopilar en esta oportunidad del paso de Apophis sería vital. Gracias a ella, los astrónomos podrían comprender de mejor modo cómo es la trayectoria de la órbita del asteroide y, así, determinar si había un riesgo real de que golpeara la Tierra en poco más de 40 años.

Ahora que finalmente se han recopilado y analizado los datos, la NASA nos trae buenas noticias.

¡Estamos a salvo! No hay riesgo de que el asteroide Apophis golpee la Tierra en al menos un siglo

Representaciones visuales de las señales de radio utilizadas para rastrear el paso del asteroide apophis cerca de la Tierra.
Crédito: NASA/JPL-Caltech and NSF/AUI/GBO.

Los datos obtenidos durante el paso de Apophis cerca del planeta el 5 de marzo han ayudado a los investigadores a refinar su conocimiento sobre la órbita del cuerpo celeste. Gracias a esto, ya se sabe que el riesgo de impacto con la Tierra de este asteroide de 340 metros no deberá ser una preocupación para la humanidad ni a corto, mediano o largo plazo.

“Un impacto en 2068 ya no está en el ámbito de la posibilidad, y nuestros cálculos no muestran ningún riesgo de impacto durante al menos los próximos 100 años”, acotó Davide Farnocchia del Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra (CNEOS) de la NASA.

Los últimos resultados reiteraron que el asteroide no colisionaría con la Tierra en el 2029

De entre todas las mediciones realizadas, la del 2029 era la más preocupante, ya que pasará lo suficientemente cerca como para entrar en el área de satélites de la Tierra. Anteriormente, se tenía un rango de incertidumbre de cientos de kilómetros, lo que no permitía tener demasiada seguridad en la falta de riesgo, aunque igual era poco probable.

La situación ha cambiado con los nuevos datos, ya que han permitido bajar la incertidumbre a un rango de tan solo unos kilómetros. Como consecuencia, las mediciones hechas hasta ahora dejan claro que, incluso con los siempre posibles errores medición, el asteroide no pasará lo suficientemente cerca como para causar una colisión.

Debido a estos nuevos descubrimientos, la CNEOS oficialmente removerá a Apophis de la Tabla de Riesgo de Impacto de Sentry. Tal como su nombre lo indica, este registro se trata de un control en el que se vigilan las órbitas de todos los asteroides que presentan algún potencial de impactar la Tierra. Un grupo del que, a partir de ahora, Apophis ya no forma parte.

Lea también:

¿Un asteroide como el que acabó con los dinosaurios podría volver a golpear la Tierra?

Escribir un comentario