Un equipo de investigación de China ha logrado tratar tumores cerebrales en ratones utilizando nada más y nada menos que robots microscópicos. Pero, ¿cómo es esto posible? Es la pregunta que muchos nos hacemos.

Tal parece que los científicos han utilizado estos bots en miniaturas como medio para trasladar y administrar el tratamiento que aplica para esta patología. En este caso, los investigadores emplearon la sustancia E. coli (bacteria Escherichia coli) para cubrir a los nanorobots y confundir al sistema inmunológico de los roedores. ¿En qué sentido?

El equipo de investigación utilizó la bacteria E. coli para engañar a los glóbulos blancos de los ratones

En este caso, los glóbulos blancos ven a la bacteria E. coli como una amenaza. Por ende, reaccionan absorbiéndola, precisamente lo que buscaba el equipo de investigación. En palabras más sencillas, le tendieron una trampa al cerebro en pro de su beneficio.

Vista microscópica de células

Con esta metodología los investigadores lograron que los robots viajaran a través del torrente sanguíneo y llegaran hasta el cerebro de los pequeños roedores. Increíble, ¿cierto? Al respecto, Zhiguang Wu, químico del Instituto de Tecnología de Harbin en China, comentó:

“No es solo la barrera hematoencefálica. La mayoría de las barreras en los tejidos densos son obstáculos difíciles de superar al mover microrobots por un cuerpo”.

De igual modo, agregó que esta tecnología tiene múltiples aplicaciones. Con base en ello, no descartamos la posibilidad de que próximamente se implemente en seres humanos. Después de todo para eso son este tipo de experimentos.

De hecho, Wu agrega que los neutrobots no están diseñados exclusivamente para el tratamiento del glioma, -tumor que se desarrolla en el cerebro o medula espinal-. Estos se pueden usar como una “una plataforma para la administración activa de la terapia de diversas enfermedades cerebrales como la trombosis cerebral, la apoplejía y la epilepsia”.

Sin duda, esta combinación de micro robots con biología es fascinante. Incluso, abre posibilidades para estudiar estas patologías desde otra perspectiva. Y tú, ¿qué opinas sobre esta tecnología y su alcance?

Lea también:

Este tumor infeccioso evolucionó mientras se propagaba entre los demonios de Tasmania

Escribir un comentario