Foto de la ballena beluga Hvladimir que fue avistada en Noruega.
Crédito: Fred Buyle.

Durante el 2019 una beluga avistada en Noruega llamó la atención del mundo y se volvió famosa debido a su particular procedencia. Según parece, cuando la ubicaron por primera vez la criatura tenía atados al cuello unos arneses que tenían estampada la frase “equipo de San Petersburgo”.

Debido a esto, en un principio se pensó que el animal pudo haber escapado de una instalación marina rusa. Por esto, incluso comenzaron a correr rumores en la web que tachaban a la ballena beluga como una “espía” entrenada por el gobierno ruso.

Fue este rumor inicial el que logró que, Hvaldimir, como se nombró a la ballena beluga, se hiciera famosa en Noruega y en el resto del planeta. Sin embargo, el animal mantuvo su popularidad debido a su amigable y particular actitud.

Hvaldimir, la famosa beluga que se ganó el corazón de Noruega

Foto de Hvladimir en el agua a cuerpo completo desde la distancia.
Crédito: Fred Buyle.

Luego de que fuera liberada de sus arneses por el pescador y exballenero Joar Hesten, la criatura permaneció cerca del puerto de Hammerfest, en Noruega. Allí, logró poco a poco ganarse el afecto de los lugareños por sus particulares actitudes.

“Se llamaba Hvaldimir y jugaba frente a la multitud en el puerto de Hammerfest en Noruega. Una mujer dejó caer su teléfono y él se lo trajo”, escribió Edward Siddons en The Guardian.

Esta no era la única gracia que distinguía a la famosa ballena beluga que se hizo un nuevo hogar en Noruega. De hecho, también se destacaba por traer al fondo del puerto huesos y demás objetos, como pequeños “regalos” que dejaba en la superficie.

La famosa beluga siguió a su salvador por toda Noruega

Al principio, Hvaldimir se mantuvo en el puerto de Hammerfest y se convirtió en una estrella de Instagram. Pero, al cabo de un tiempo la beluga dejó de aparecer por la zona y no se supo más de ella.

Hace poco más de un año, hizo su nuevo debut cerca del pueblo de pescadores en el que vive Joar Hesten. Aunque no hay forma de probarlo, tal parece que la beluga que se ha hecho famosa en todo el mundo pudo haber rastreado a su salvador hasta su aldea en la región de Bodø, Noruega.

Foto de la famosa beluga.
Crédito: Aleksander Nordahl.

Desde entonces, Hvaldimir no ha mostrado intenciones de dejar la zona, a pesar de que, por lo poblada que está, no sea la mejor área para sus cacerías. Además, el paso constante de botes de pesca ya ha ocasionado en varias oportunidades que la beluga salga herida.

Por este motivo, actualmente se están coordinando proyectos para intentar reubicar a la celebridad acuática en una zona más segura para ella. Incluso, Hesten, quien ha llamado a los fans de Hvaldimir unos “hippies de las ballenas”, está colaborando con las iniciativas para tratar de encontrar un mejor hogar para la criatura.

Un dato curioso: de todos los nombres existentes… ¿por qué Hvaldimir?

Foto desde arriba de Hvladimir.
Crédito: Fred Buyle.

Para el momento en el que se nombró a esta ballena beluga, ella aún era famosa en Noruega por el rumor de “espionaje” del gobierno ruso. De allí que entonces se decidiera hacer un juego de palabras para identificarla.

En primer lugar, se tomó la palabra “Hval”, la palabra noruega para ‘ballena’, y luego se la mezcló con ‘Vladimir’ –el nombre del actual primer mandatario de Rusia–. Como resultado, el nombre Hvaldimir vino a la vida para hacerse un lugar en la memoria del mundo.

Lea también:

Esta nueva especie de pez deslumbra por sus llamativos colores